*

X

Premio Ig Nobel 2012: la cara irreverente y absurda de la ciencia

Ciencia

Por: pijamasurf - 09/21/2012

¿Por qué si te inclinas hacia la izquierda la Torre Eiffel se ve más pequeña? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué en Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde? Preguntas que, aunque parezca increíble, científicos se han empeñado en responder seriamente: son los premiados con el Ig Nobel este 2012.

Probablemente la ciencia ha quedado empantanada en un círculo que parece no tener fin. Descubrir nuevas materias, cyborgs, la robótica, expediciones espaciales son, por ahora, el principio de una era que promete descubrimientos impensables. Sin embargo, las llamadas ciencias duras también poseen una cara que revela inocencia, curiosidad, morbo e incluso cierto sinsentido (a pesar de ser, supuestamente, la cima de la razón cartesiana: lógica y metódica).

Los convencionalismos, sin embargo, la han convertido en algo inaccesible y ajeno a la vida cotidiana. ¿En qué momento la ciencia comienza a perder su carácter elitista para mutar en circunstancias mundanas donde las mayorías podrían reflexionar sobre los mecanismos químicos, naturales y físicos que nos rodean?

En ese sentido, los premios Ig Nobel se han encargado, bajo el lema “primero hacer reír y después hacer reflexionar”, de premiar a las investigaciones poco “importantes” en el campo de la ciencia. Este galardón, más allá de exponer descubrimientos bizarros y absurdos, tiene como principal motivación desmitificar la complejidad con la que las ciencias duras han sido estigmatizadas.

¿Por qué la Torre Eiffel parece más pequeña cuando se le mira inclinándose hacia la izquierda? ¿Por qué cuando caminas en círculos con una taza de café se derrama el líquido? ¿Por qué el cerebro del salmón sigue registrando actividad aun cuando este ha muerto? Preguntas que tienen como respuesta una investigación seria y fundamentada en la que, de acuerdo al cabal proceso de selección, ha sido comprobada como si se tratase de la energía oscura y la expansión acelerada del universo.

Más que un reconocimiento, los Ig Nobel podrían ser una fiesta donde los científicos y organizadores (y los premiados, por supuesto) celebran que, para fortuna de la humanidad, la ciencia puede tener como escenario lo lúdico, lo irreverente y lo irónico.

La siguiente lista enumera a los 10 ganadores que fueron premiados con el Ig Nobel 2012. Las distintas ramas en que se repartió este reconocimiento van desde la dinámica de fluidos hasta la literatura.

Psicología: Anita Eerland, Rolf Zwaan y Tulio Guadalupe, quienes descubrieron que “inclinarse a la izquierda hace que la Torre Eiffel parezca más pequeña”.

Paz: The SKN company, por desarrollar “tecnología para convertir municiones rusas en diamantes”.

Acústica: Kazutaka Kurihara y Koji Tsukada, los inventores de “SpeechJammer, la máquina que desenmaraña el diálogo y lo retarda".

Neurociencia: Craig Bennett, Abigail Baird, Michael Miller y George Wolford, “Demostrando que mediante el uso de instrumentos complejos y estadísticas simples se puede registrar la actividad cerebral en cualquier lugar, incluso en los salmones muertos".

Química: Johan Pettersson, quien “resolvió el rompecabezas de por qué, en determinadas casas de Anderslöv, Suecia, el cabello de las personas se torna verde”.

Literatura: La Oficina General de Contabilidad del Gobierno de los Estados Unidos, “Emitiendo el reporte del reporte del reporte que recomienda la preparación sobre el reporte del reporte del reporte".

Física: Joseph Keller, Raymond Goldstein, Patrick Warren y Robin Ball, “Calculando la correlación de fuerzas que dan forma y movimiento a una coleta de cabello humano”.

Dinámica de fluidos: Rouslan Krechetnikov y Hans Mayer, “Estudiando la dinámica del líquido para saber lo que sucede cuando una persona camina con una taza de café”.

Anatomía: Frans de Waal y Jeniffer Pocorny, “Descubriendo que los chimpancés pueden identificar a otros chimpancés mirando sus fotografías desde sus extremos posteriores”.

Medicina: Emmanuel Ben Soussan, “Asesorando a los médicos que realizan colonoscopías para reducir el riesgo de explosión de sus pacientes”.

[Guardian]

Te podría interesar:

¿Exportó la Tierra la vida a otros planetas? (sobre la litopanspermia)

Ciencia

Por: corrector - 09/21/2012

Parece que una nueva teoría llamada litopanspermia podría cambiar el rumbo de las teorías sobre el origen de la vida, especialmente la de la panspermia.

En la escena inicial de Prometheus, el último largometraje de Ridley Scott, un ingeniero alienígena es visto sembrando vida en el planeta Tierra, pero un proceso gravitacional recientemente descubierto, llamado "transferencia débil", indica que todo podría haber sucedido de manera opuesta, por lo que científicos plantean la posibilidad de que nuestro planeta haya sembrado vida en otras partes del cosmos. 

La teoría de la litopanspermia plantea que la vida se pudo repartir por el universo a través de fragmentos provenientes de explosiones volcánicas y de colisiones asteroides. 

Anteriormente los científicos planteaban que la probabilidad de que objetos  fuesen atrapados por otros planeta era nula, pero tras el descubrimiento de la transferencia débil, esta idea se ha desvanecido, afirmando que es posible que fragmentos se hayan alejado poco a poco de una órbita para pasar a otra. 

Aunque los investigadores de la Universidad Princeton, Universidad de Arizona y el Centro de Astrobiología en España, plantean un escenario en el que esto sí es plausible, al mismo tiempo indican que la única vez que esto pudo haber sucedido fue entre 164 millones a 288 millones de años después de la formación del sistema solar. 

Según la investigadora Amaya Moro-Martín, hay dos requisitos fundamentales para que la transferencia débil suceda: en primer lugar, los sistemas planetarios implicados deben contener una planeta masivo que capture el meteoro que pase por la frontera de gravedad débil (que sería Júpiter). En segundo, ambos sistemas deben tener velocidades bajas. El planeta Tierra cumple con estos dos requisitos. 

Para demostrar la viabilidad de sus modelos, los investigadores simularon 5 millones de trayectorias entre un sistema planetario sencillo  (con 4,300 estrellas) y tres condiciones distintas relacionadas a la masa. Los resultados mostraron que las posibilidades de que una estrella capturara fragmentos de otro sistema planetario bajo estas circunstancias variaba entre un 5% y un 15%; anteriormente este fenómeno era mil millones de veces menos probable. 

Sorprendentemente los investigadores también calcularon la cantidad de materia sólida que pudo haber sido intercambiada entre nuestro sistema solar y los planetas más cercanos. Los científicos concluyeron que la cantidad oscila entre 100 mil millones y 30 mil millones de fragmentos de más de 10 kilogramos de peso. Además, sus cálculos revelan que unos 200 mil millones de rocas terrestres pudieron haber sido arrojadas hacia otros sistemas estelares, mismas que pudieron haber contenido microbios. 

En total, los investigadores especulan que alrededor de 300 millones de eventos relacionados a la litopanspermia pudieron haber ocurrido entre nuestro sistema solar y nuestros planetas más cercanos.

También en Pijama Surf: Prometheus y la panspermia dirigida: ¿extraterrestres plantaron la vida en la Tierra?

[io9]