*

X

Alcalde español roba alimentos perecederos para lo pobres

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/02/2012

Las acciones del alcalde de una zona rural de Andalucía han incomodado a las cúpulas del poder español, por ello ha sido intrincado, pero su lucha tiene como objetivo no confrontarlos, sino el bien común.

Desvanecer el estigma de corrupción y deshonestidad con el que casi todos los políticos viven, es una difícil tarea, pero para el alcalde de Marinaleda en Andalucía, España, no tanto: Este hombre, Juan Manuel Sánchez Gordillo, decidió expropiar alimentos de un supermercado para la población que no pueda pagar por comida.

Los distintos diarios de su país lo han llamado "El Robin Hood moderno", con la finalidad de que la población comprenda que estas acciones no son un robo, sino una especie de atino colectivo en el que los pobres resultan beneficiados, "No es robo sino equidad", dijo una de las beneficiadas por este nuevo plan de las autoridades locales. 

Lo que motivó a Sánchez Gordillo a emprender esta acción fueron las actuales contradiciones que imperan en el gobierno español de Mariano Rajoy: la polarización sectorial que alude a la acuñada frase de  "lo ricos más ricos, los pobres más pobres". 

La relación de Marinaleda con el Estado es complicada. Sanchez Gordillo ha sido reelecto por varios periodos, pero ha tenido abolir a su policía local. "No queremos a la policía aquí. Nuestro trabajo es voluntario. Luchamos juntos, hacemos nuestra vida juntos. Cuando plantamos árboles, también lo hacemos juntos". 

"Las utopias no son quimeras, son los sueños más nobles que las personas tienen. El sueño de la igualdad social. El sueño de que los recursos nacionales no están al servicio de las multinacionales, sino de la gente. Esto es lo que nos gustaría convertir en realidad", dijo el alcalde, quien no piensa cambiar su estrategia política.

[Guardian]

Te podría interesar:

Los países más corruptos son los que mejores propinas dan

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/02/2012

Un estudio reveló que los países más corruptos son más propensos a retribuir al personal de servicio con grandes dádivas, en pos de un mejor servicio en el futuro --en una especie de soborno civilizado.

“Yo no doy propina porque la sociedad dice que tenga que hacerlo. Lo hago cuando realmente alguien la merece. Si ellos se esfuerzan, les daré algo extra. Quiero decir, esto de dar propinas automáticamente es para los tontos”, dijo Mr. Pink en la película Perros de reserva.

De acuerdo a Mr. Pink, la propina es un extra que algún mesero o personal de servicio tiene que ganarse con su buen desempeño. Aunque, en algunas ocasiones, la propina es el medio para garantizar un mejor servicio en el futuro, como un guiño para que se nos recuerde como alguien generoso.

Magnus Torfason, miembro de Harvard Business School, ahondó más en este asunto. Para ello estudió el comportamiento de 32 países respecto a los pagos extras en algún servicio.  Magnus comprobó que en aquellos países donde la corrupción es notoria e imperante, las propinas suelen ser más comunes.

Quizá esto pueda parecer extraño. Sin embargo, el mecanismo de una propina es similar al del soborno. A menudo, las remuneraciones de los mafiosos y políticos suelen ser cuantiosas y recurrentes.

Para comprobar esta hipótesis, el equipo de Torfason se centró en dos países de igual rankeo en el asunto de propinas: India (grandes propinas, mucha corrupción) y Canadá (grandes propinas, poca corrupción).

El estudio reveló que los indios, a diferencia de los canadienses, utilizan la propina como un medio para garantizar un mejor servicio, o algún beneficio, en el futuro, muy similar al funcionamiento del soborno.

“Los estudios reportaron que un mecanismo psicológico podría ser la respuesta  que lleve a entender la relación que existe entre las propinas y la corrupción”, dijeron los investigadores.

Finalmente, la propina, en países corruptos, no es una remuneración por un buen servicio, sino una especie de inversión a futuro que asegure mejores beneficios, cuando en realidad tendría que ser el pago por algo que una persona te está brindando. 

[Bps]