*

X

Político antisemita de Hungría renuncia a su partido tras revelarse que él mismo es judío

Política

Por: pijamasurf - 08/18/2012

Csanad Szegedi, uno de los líderes del partido húngaro Jobbik, conocido por sus posturas antisemitas y de ultraderecha, tuvo que renunciar a su filiación y aun a su escaño en el Parlamento Europeo al darse a conocer que en su genealogía posee antecesores que lo hacen judío a él mismo.

En un giro inesperado que también tiene algo de paradójico y hasta de kármico, un político húngaro de derecha, Csanad Szegedi, que ha impulsado leyes y actitudes antisemitas, tuvo que renunciar a su partido luego de que se descubriera que tiene ancestros judíos entre su genealogía, lo cual lo vuelve judío a él mismo.

Szegedi es uno de los líderes del partido Jobbik, y en meses pasados tuvo desplantes en los que acusó a la clase política de su país de “judaizante”, y el presidente de su partido calificó a los judíos israelíes como “piojos, sucios asesinos”. Asimismo, su carrera política comenzó a ascender cuando fundó, junto con otros, la Guardia Húngara, una organización pro-nazi que incluso vestía con uniformes negros y portaba emblemas que recordaban a la Cruz Flechada, un partido que gobernó brevemente Hungría al final de la Segunda guerra mundial y que mató a cientos de judíos.

Para Szegedi las cosas comenzaron a cambiar hace poco, sin embargo, cuando aumentaron los rumores de que contaba entre su ascendencia con parientes judíos. Primero, en 2010, un reo lo confrontó con evidencia de sus raíces, pero por medio de un soborno el político intentó acallarlo. Los rumores aumentaron y en junio del año pasado se dio a conocer que su abuela era una superviviente de Auschwitz y su abuelo de los campos de trabajo nazis. Y más todavía: su madre misma era judía lo cual, de acuerdo con las leyes de la religión, hace de Szegedi un judío en toda regla.

Incapaz de sostener las ideas políticas que lo caracterizaban sin caer en una contradicción con sus propios orígenes, Szegedi renunció el mes pasado al partido Jobbik e incluso esta institución le pidió su curul en el Parlamento Europeo, aunque ante los medios aseguró que lo hacía no por sus raíces semitas, sino por una sospecha de soborno.

Ahora su futuro político es incierto, pero por lo pronto, el pasado 3 de agosto, Szegedi tuvo un encuentro con el rabí Shlomo Koves, ante quien supuestamente ofreció disculpas “por cualquier comentario hecho contra la comunidad judía”, y dijo que le gustaría viajar a Auschwitz para “ofrecer sus respetos a los mártires del Holocausto”.

[NPR]

Te podría interesar:

"Socialista" e "Inmigrante", palabras ofensivas para el gobierno mexicano que no podrán utilizarse públicamente

Política

Por: pijamasurf - 08/18/2012

La Secretaría de Economía del gobierno de México da a conocer una lista de palabras "altisonantes, humillantes, ofensivas, discriminatorias o violentas" cuyo estará prohibido para denominar una empresa, negocio o asociación, entre ellas "Socialista" e "Inmigrante".

El pasado 27  de septiembre la Secretaría de Economía del gobierno de México dio a conocer una lista de 352 palabras que, de aprobarse, estarán prohibidas para registrar nombres de empresas o asociaciones, esto porque, según la dependencia, "son altisonantes, humillantes, ofensivas, discriminatorias o violentas".

Y aunque en algunos casos la selección parece incuestionable o por lo menos con argumentos suficientes o comprensibles para defender el interdicto (como sucede con las llamadas "groserías" que, en el léxico mexicano, conocen variaciones sorprendentes y siempre renovadas: el verbo "chingar" tiene en este documento 13 derivaciones), otros merecen una explicación más detallada, pues no se entiende por qué términos como "socialista", "inmigrante" o "socialdemocracia" compartan la misma suerte, en este contexto, que "terrorista", "sicario", "ku klux klan" o "chingasveinte" (por mencionar algunas).

La lista también incluye palabras que, no siendo propias del español que se habla en México e incluso algunas ni siquiera de este idioma, son sin embargo comprendidas, sea por la exposición que se tiene a contenidos en inglés (como las series de televisión o las canciones) o por la cercanía etimológica entre idiomas: "coño", "cojones", "fuck", "pelotudo", "fligio di putana" o asshole, entre otras.

Para la SE, 171 palabras son altisonantes (clítoris, gubernamental, legionarios, arrabalera, etc.), 159 humillantes y ofensivas (socialdemocracia, socialista, Bin Laden, Beltrán Leyva, Chapo, Hitler, marihuana, prostitución, etc.) y 22 violentas (asaltar, asesinar,  golpear, insultar, etc.).

[La Jornada]