*

X

Mujer de 125 años confesó su secreto a la longevidad: fumar marihuana frecuentemente

Por: pijamasurf - 02/15/2012

Recién falleció Fulla Nayak a los 125 años; de acuerdo con ella su amor por el jugo de palma, el té caliente y, en especial, la marihuana, era los factores para lograr su notable longevidad.

fulla nayak murio a los 125 años tras fumar marihuana cotidianamente

La longevidad ha sido un bien ansiado por la humanidad desde hace milenios. La ciencia, la magia, y algunas otras disciplinas, le han dedicado cuantiosas energías a la persecución de este Caliz, sin que hasta ahora se haya encontrado, o al menos revelado, el cotizado secreto.

Fulla Nayak recientemente murió a los 125 años, en su natal Kanapur, Orissa. De acuerdo con algunos, ella era la mujer más longeva del mundo, razón por la cual uno de sus nietos solicitó, hace un par de semanas, un certificado del Libro de los Récords Guinness. Y antes de que falleciera, cuando se le cuestionó sobre su secreto para haber superado por 25 años el siglo de existencia, ella accedió a revelarlo: fumar marihuana con frecuencia.    

Fulla Nayak, quien vivía con la menor de sus hijas, de 92 años, era famosa entre los demás habitantes el poblado,  por el amor que profesaba, casi cotidianamente,  a la ganja, además de su gusto por el jugo de palma y el te caliente. 

Tal vez Nayak le podía dar una lección a Paul McCartney, quien acaba de anunciar que se fumará su último porro a los 69 años para proteger a su hija, en un razonamiento algo incongruente.

[Cafe Vale Tudo

Te podría interesar:

Si tienes frío el sexo es tu mejor amigo

Por: pijamasurf - 02/15/2012

Hackea esta fría temporada con una buena dosis de sexo; pocas actividades proveerán mayor calor a tu organismo que un encuentro con otro cuerpo.

sexo en clima frio, cuerpos congelados

La relación entre las temporadas de frío y la actividad sexual es, de algún modo paradójica. Si bien esta comprobado que biológicamente, durante el invierno, el deseo sexual disminuye. "La hibernación provoca que el metabolismo y el deseo sexual se desaceleren" afirma la Dra Margaret Austen, de acuerdo a un estudio de la Universidad de Tasmania. Por otro lado, en contraste con esta tendencia biológica, existe una contraparte sociocultural que termina por impactar en nuestra actitud: el frío nos hace guarecernos, lo cual implica pasar más tiempo en el hogar, buscando actividades sedentarias, aunque sean activas, y calurosas.

Y precisamente este escenario se torna ideal para el sexo. Envueltos en una lasagna de frazadas y edredones, tal vez disfrutando de una película o simplemente escuchando música y conversando, dos personas seguramente buscarán el contacto, para conjurar un incremento mutuo de las temperaturas corporales –recordemos el fenómeno de la física en el que dos cuerpos comparten temperatura hasta igualarse, y posteriormente comienzan a incrementar el promedio-. De forma complementaria a este ritual psico-físico, el contacto piel a piel, el cual sin duda es más frecuente en entornos fríos, detona la parición de hormonas que lubricarán el deseo sexual. "El contacto piel a piel incrementa los niveles de oxitocina, la hormona femenina del bienestar, que actúa como un afrodisiaco" afirma un estudio de la Universidad de Illinois. Por otro lado recordemos que la sensibilidad dérmica incrementa conforme la temperatura del cuerpo va aumentando, lo cual complementará favorablemente la experiencia.

Ahora que si prefieres una práctica más intrépida que la copula invernal clásica, entonces puedes recurrir a, a la mitad del acto sexual, abrir las ventanas de la habitación para sentir el contraste de los cuerpos cálidos con las gélidas caricias del viento. Ello estimulará la circulación de ambos y, con un poco de suerte, se traducirá en la intensificación del placer.

Finalmente, si lo tuyo son las experiencias colectivas, entonces los climas invernales son el mejor pretexto para organizar una pijamada, y así transmutar lo que podría ser un día "horrible" en un carnaval poligámico. 

Así que no hay pretextos para continuar blasfemando por el frío que arropa en estos momentos a una buena parte del planeta. Te sugerimos que aplique un movimiento de judo a esta gélida onda, y la utilices a tu favor. Con la actitud correcta, el frío es un argumento ineludible para gozar de una memorable sesión de intimidad con tu pareja. Salud!