*

X

Internet hace más inteligente a la gente inteligente y más tontos a los tontos

Por: pijamasurf - 02/22/2012

En un fenómeno que podría equiprarse a la desigualdad económica propiciada por la globalización, analista sugiere que Internet hace más inteligentes a los inteligentes y más tontos a los tontos, ampliando así la brecha de la "desigualdad cognitiva".

En un postulado que quizá tomé por sorpresa a algunos pero, en cambio, confirme lo que muchos otros ya sospechaban, Kevin Drum sugiere en el sitio Mother Jones unas de las posibles transformaciones que Internet está operando en las mentes humanas —de tan sostenido y cotidiano como es su uso—, volviendo a la gente inteligente más inteligente y a la gente tonta más tonta.

Esto tomando como referencia por lo menos una práctica más que frecuente cuando se navega en la Red: la acción de buscar. “Un sitio provee una respuesta sumamente precisa pero espectacularmente equivocada”, escribe Drum.

Y es que dice el articulista que Internet contribuye a ampliar lo que llama la “desigualdad cognitiva”, una brecha cada vez más amplia que separa a los inteligentes de lo que no lo son tanto en un aspecto muy particular: la capacidad de formular las preguntas correctas para obtener la respuesta correcta.

La moraleja de la historia: Internet hace más tonta a la gente tonta y más inteligente a la gente inteligente. Si no sabes cómo usarlo o no tienes el contacto para realizar las preguntas correctas, terminarás con la cabeza llena de sinsentidos. Pero si sabes cómo usarlo, es un compendio infinito de información.

Drum equipara este fenómeno a la desigualdad económica propiciada por los procesos globalizadores, por lo cual, en el mismo sentido, por supuesto que es un fenómeno en el cual no debiéramos regodearnos sino, por el contrario, intentar incurrir en él lo menos posible.

[Disinfo]

Te podría interesar:

Arrojando espárragos mujer predice el colapso del Euro (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/22/2012

Utilizando un método que algo tiene de insólito, una mujer en Inglaterra predice el futuro arrojando espárragos y leyendo los signos que traza su caída: entre sus profecías cumplidas se cuentan la renuncia del primer ministro británico Gordon Brown.

Las aves, las estrellas, ciertas barajas, las entrañas de ciertos animales, el asiento del café, las líneas de la mano, la apertura azarosa de un libro, son solo algunos de los métodos con los que a través de la historia se ha intentado hackear al tiempo, arrebatarle los secretos del porvenir, echar una ojeada siquiera mínima a lo que nos deparan los días futuros.

Sin embargo, un método un poco insólito es el que utiliza Jemima Packington, una inglesa de 56 años que arroja espárragos sobre una manta en el piso para descifrar los acontecimientos que todavía no llegan pero que los vegetales son capaces de predecir.

Para el 2012 Packington ha leído en los espárragos el colapso del Euro, el triunfo contundente del Reino Unido en las Olimpiadas y dos embarazos en la familia real. Antes, sus profecías cumplidas fueron la renuncia del primer ministro británico Gordon Brown, la contracción del crédito y el triunfo, también contundente, de la película inglesa E discurso del rey en la pasada entrega de los premios Oscar.

Pero bueno, quizá esta esparromancia no sea más que una variación de un procedimiento similar que sustituye estas deliciosas plantas por monedas o varas especialmente diseñadas para tal fin, entre otros objetos.

 

[Disinfo]