*

X

Hallan la supuesta arma homicida de Jack el Destripador

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/14/2011

Sobrino lejano de un cirujano galés asegura que su antecesor se encuentra detrás de uno de los primeros multihomicidas seriales de fama internacional: Jack el Destripador; su evidencia: el bisturí con que el médico acostumbraba practicar abortos.

Hay quienes encuentran censurable la curiosidad que con mucha frecuencia se pone en los asesinos seriales, ese supuesto morbo malsano de quien se acerca a su vida y sus detalles para indagar más sobre los motivos, el modus operandi, los instrumentos empleados en esa labor que en algo refleja el pathos de una sociedad.

Y si bien asesinos seriales ha habido varios en la historia reciente (algunos piensan que son exclusivos de la modernidad y los trastornos que provoca en los individuos), quizá ninguno tan legendario como Jack el Destripador, el homicida múltiple que aterrorizó los suburbios londinenses en la época victoriana, hacia finales del siglo XIX, sin que nunca llegara a descubrirse identidad.

Parece, sin embargo, que el arma con que cometió sus crímenes sí ha sido por fin descubierta e identificada. Se trata de un viejo bisturí de casi 15 centímetros hallado entre las pertenencias de un cirujano galés de nombre Sir John Williams, quien era el cirujano oficial de la reina Victoria y vivió en Londres en la época de los asesinatos, para después volver a su tierra natal justo después de que los crímenes cesaran.

El hallazgo fue anunciado por un pariente distante de Williams, un sobrino suyo que recién publicó Uncle Jack-A Victorian Mystery, un libro en el que además de someter a juicio la posible arma homicida, explora la posibilidad de que su ancestro haya estado detrás de las acciones de Jack el Destripador.

“Es ampliamente conocido que la persona que cometió los asesinatos debió haber tenido conocimiento médico significativo. Sir John Williams fue un cirujano reconocido y efectuaba abortos rutinariamente. Llevaba a cabo cirugías por todo Londres en la época de los homicidios”, declaró Tony Williams. Agregó, además, que la navaja se ajusta perfectamente a la descripción obtenida de una autopsia realizada a una de las víctimas.

“Creo que quera un tipo de personalidad Jekyll-Hyde que tal vez lo llevó a incurrir en el asesinato porque su esposa no pudo tener hijos. Se sabe también estuvo trabajando en una cura para este problema de su mujer”, dijo Williams.

Pero quizá lo más interesante en asuntos como este sea que, más allá de la veracidad de los hechos, la evidencia o las identidades reales, su impacto es tal en la imaginaria colectiva que incluso muchos años después siguen provocando fascinación (o repulsión) en muchísimas personas.

[Telegraph]

Te podría interesar:

¿Qué géneros musicales provocan más accidentes automovilísticos?

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/14/2011

De acuerdo con una encuesta llevada a cabo entre conductores de Londres, escuchar rock y jazz aumenta las probabilidades de sufrir algún percance automovilístico.

El espectro de la música es amplísimo: lo mismo va de lo más frenético a lo más apacible, de la alegría a la tristeza y del impulso por salir y moverse a la más melancólica introspección. Además, aunque algunos puristas abominan de esta práctica, ahora es mucho más posible escuchar música en casi cualquier instante de nuestra vida cotidiana: desde el baño matutino hasta los rituales nocturnos (de todo tipo) antes de dormir, la rutina de ejercicio, el trayecto del hogar al trabajo, el periodo laboral, etc.

Y sin duda uno de los escenarios más usuales en que la música nos acompaña es cuando estamos arriba de un automóvil, sea este particular o colectivo. Quizá por esto una casa encuestadora quiso preguntarse qué tanto influyen en nuestro comportamiento la música que escuchamos mientras estamos frente a un volante. Y los resultados, aunque no son muy sorprendentes, dan una idea de este fenómeno.

Para el estudio se entrevistaron a 2000 conductores del Reino Unido a quienes se les hicieron preguntas sobre la música que escuchaban mientras manejaban y si se habían visto envueltos en algún incidente de tránsito: el 76% de los encuestado que acostumbraban escuchar rock admitieron haber insultado a otros conductores y el 31% de este mismo segmento sufrían con cierta regularidad accidentes menores. También el reggae distrae excesivamente a sus oyentes, quienes aceptaron que sus accidentes se debieron sobre todo a que habían restado atención al camino.

En el otro extremo se encuentran los aficionados al pop, de quienes solo un 13% compartió dicha suerte. Al respecto Victoria Williamson, psicóloga de la música por la Universidad de York, explica: “Dado que la música pop es simple, repetitiva y la gente tiende a saber la letra de memoria, ocupa menos espacio en la mente del oyente”.

Curiosamente quienes escuchan habitualmente jazz al manejar también corren el riesgo de sufrir un accidente porque tienden a aumentar la velocidad sin darse cuenta. Según Williamson, esto se debe a que el jazz "es una música más compleja e interesante. Probablemente distrae más a los oyentes, que no prestan atención a los límites de velocidad".

Por último se encuentra otro género también popular como acompañamiento automovilístico: la llamada música clásica, cuyas vibraciones se contagian a los conductores, quienes incluso llegan a considerar esta actividad “relajante” y, por ende, tienen menos probabilidades de exceder los límites de velocidad.

¿Tú qué música escuchas al manejar?

 

[BBC]