*

X

"Sueños de androides": formidable timelapse de Tokio al ritmo de Blade Runner

Arte

Por: pijamasurf - 10/26/2011

Un formidable timelapse en tributo a Blade Runner hace de Tokio la ciudad donde los androides sueñan con ovejas eléctricas, lánguidas nubes grises de distópicos horizontes en descomposición.

El videoasta Samuel Cockedy transforma Tokio en una distopía digna de las perturbadoras visiones de Phillip K. Dick, en un tributo a Blade Runner, de Ridley Scott. Rascacielos y luces neón en un cielo terriblemente hermoso, contaminado  y atestado de virus, que toma una rara textura digital, como si la realidad se estuviera volviendo artificial.

La música de Vangelis y los  diálogos del agente Decker acompañan las imágenes que envían corrientes eléctricas en la columna vertebral.  Tokio como la ciudad más parecida, hipertecnologizada, a la ciudades desnaturalizadas de K. Dick, pilas y pilas de androides, sin poder acceder ya a la empatía, soñando con ovejas eléctricas y acariciando a mascotas clonadas, donde lo único que queda es la melancolía y la nostalgia de sentir.

En la página de Vimeo de Cockedly se pueden ver más de sus estupendos timelapses.

 

Te podría interesar:

Ninguna mujer entre los 100 mejores DJs del planeta

Arte

Por: pijamasurf - 10/26/2011

La más reciente clasificación de los 100 mejores DJs publicada por Dj Mag no incluye a ninguna mujer. ¿De verdad ser hombre o ser mujer incide en el talento de saber mezclar música?

Las clasificaciones son, casi por definición, polémicas: nunca nadie queda satisfecho. Sin embargo, en ocasiones el enojo es totalmente justificado o por lo menos sospechoso y no obedece al capricho o la disparidad de criterios.

Hace unos días DJ Magazine, una de las publicaciones más reputadas en el ámbito de la música electrónica, publicó su lista de los 100 mejores DJs del 2011, elegidos no por un jurado sino por el público mismo en votación abierta. Y aunque, como decíamos al principio, habrá quienes se escandalicen porque incluyeron a este y no a otro, porque aquel no merece el lugar en el que lo colocaron o cualquier otra pataleta semejante, lo cierto es que en este caso hay por lo menos un motivo para recelar de la jerarquización: de los 100 listados, todos son hombres. Al parecer, para Dj Mag y sus lectores, ninguna mujer que se dedica a dicha profesión merece figurar en el cuadro.

Por supuesto que no se trata de pervertir la idea de igualdad de género diciendo que solo por ser mujer una debería estar ahí. Esto, aunque en otro sentido, también es un insulto a las luchas reivindicatorias que por tantos años han emprendido distintos grupos a favor de la equidad de género.

El incidente sirve, mejor, para evidenciar la tendencia imperante en el mundo de los DJs —los lugares donde se presentan, los grandes eventos, las publicaciones especializadas, etc.—, donde se relega a la mujer a un segundo plano porque, sin razón aparente más allá de su género, se cree que actúa con mucha menor calidad que un hombre. Ese es el tono que Hanna Hanra —DJ ella misma y editora de Beat Magazine— da al artículo escrito para The Guardian en donde denuncia esta anomalía.

«Los chicos no son mejores DJs que las chicas. Nosotras no djamos con nuestras vaginas. Pero el hecho es que, en mi experiencia, ellos claramente piensan que lo son, y lo hacen mucho más difícil para nosotras. He tenido a DJs hombres entrometiéndose mientras mezclaba dos tracks, jugueteando con los controles. O vienen y se paran detrás de mí y me dicen qué hacer. Mi favorito es cuando, en un club nocturno cualquiera, el DJ que tocó antes que yo alcanza la mesa de sonido y comienza a cambiar por mí la velocidad de un track. ¿Pensó que aceleré un poco el track por accidente? Otro brillante momento sexista fue cuando un DJ me dijo, rotundamente: “Bueno, los hombre solo saben más de música, ¿no?”. Y no solo son los otros DJs, también están los productores, quienes continuamente me preguntan si sé lo que estoy haciendo. Ya saben, después de 10 años, aún no estoy segura», escribe Hanra.

Aun sin conceder toda la razón a esta DJ, por lo menos podemos preguntarnos de entrada si de verdad el género de una persona es tan decisivo al momento de incursionar en esta actividad (o en cualquier otra) como para que a ninguna mujer se le cuente entre los mejores 100 del planeta.

Acaso con cierta desesperación por destacar en este rubro dominado por la testosterona —pese a que quien ha visto a una DJ tocar con dominio sabe que las chicas pueden llevar la noche a dimensiones más sutiles y a veces angelicales— las DJs Lauren Pope y Ellis Sexton han optado por mezclar topless.

[Guardian]