*

X

Burning Man 2011, el festival de arte psicodélico en el desierto de Nevada (FOTOS)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 09/05/2011

La meca psicodélica del desierto de Nevada acogió a 50 mil personas en búsqueda de lo sagrado con la temática de un rito de iniciación, incendiando la conciencia y la materia con psicocolores juglares

La edición número 25 del  festival Burning Man en Black Rock, Nevada, concluyó este fin de semana, albergando a 50 mil personas que se reunieron para celebrar la vida en el desierto con un megaritual neopagano. Con todos los boletos vendidos y con el característico desfile de freaks, dioses, ravers, stoners, hippies y robots, esta vez el festival celebró temáticamente el Rito de Iniciación construyendo el Templo de la Transición, un edificio de 35 metros de altura cuya estructura efímera evocó a una igleisa alienígena, la cual fue incendiada como sacrificio.

También ardió entre luces fluorescente el tradicional "burning man", una versión del rito pagana de sacrificar al dios de la primavera, como ocurre en la película El Hombre de Mimbre, un poderoso rito solar que mezcla la teatralidad, el surrealismo y la magia.

La idea Burning Man es crear un espacio comunicatorio "artístico, absurdo de incomodidad, disfrute y sueño" y para esto el desierto momentáneamente es habitado por estructuras artísticas estrambóticas, psicodélicas e intergalácticas donde los participantes exploran los límites de su propia conciencia y de su cuerpo, tomando drogas de diseño y enteógenos bajo temperaturas extremas, escuchando música transcelestial o ruidos y frecuencias que empujan la realidad hacia su último píxel. 

Sobre el templo, el International Arts Megacrew dijo: "Lo que llamamos el Templo es una idea colectiva, un sentimiento, un aura proyectada de los participantes hacia la plantilla vacía del edificio. Es entonces nuestra misión crear el Templo como una nave vacía y al mismo tiempo hermosa, inspiradora, que gentilmente sugiera y permita a los participantes sentir e interactuar con su esencia intangible".

Uno de los artistas más representativos  que se presentó en Burning Man este año fue Kalya Scintilla:

 

 

 

 

 

 

 

 

Te podría interesar:

El centro del ciclón del Dr. John Lilly (viaje al interior de tu propio mandala)

Psiconáutica

Por: pijamasurf - 09/05/2011

El gran explorador de la mente humana, el Dr. John Lilly, nos guía hacia el centro del ciclón, esa zona calma donde se revela el alma holográfica del universo (nosotros).

El Dr. John Lilly, pionero en comunicación con delfines, con extraterrestres, en los campos de la neurociencia, la informática y la pisquiatría, es uno de los científicos que más profundo se internó en la mente humana (situándose él mismo como sujeto experimental).  A Lilly le debemos más que a nadie la noción de que el ser humano es un organismo programable (el cerebro una biocomputadora) que, de hecho, constantemente está siendo programado —y almacenando profundamente programas— por el entorno, el lenguaje, las conductas y la genética. En su exploración (similar a un Jaques Cousteau del cerebro), Lilly se adentró en viajes psiconáuticos —utilizando hipnosis, neuroprogramación, cámaras de aislamiento y grandes cantidades de drogas psicodélicas— que lo llevaron por la pequeña puerta de su mente a la inmensidad del espacio cósmico, desafiando la cordura y la realidad. Pese a estas sondas extremas enclavadas en el edificio del pensamiento moderno como bulldozers, Lilly siempre mantuvo  la calma, un acercamiento científico, una admirable objetividad  (hasta el límite que ser objetivo es posible), lo que él llamó el "testigo justo" que todos tenemos —como el viajero que se desprende de su cuerpo para observarse.

Por todo esto Lilly es una de las grandes autoridades en atravesar las tormentas de la mente y buscar la flor de luz mandálica que se teje al interior del más violento ciclón. Para todos aquellos que no han cejado en incursionar por las zonas más sombrías de su propia mente, en esa guerra perenne que es el autoconocimiento, aventurándose por terrenos que la psiquiatría tradicional considera un peligro para la sociedad, les ofrecemos las palabras de este valiente psiconauta que arriesgó todo por entregar las perlas centrales del código psíquico del hombre.

El centro del ciclón es ese centro quieto de baja presión en el que uno puede vivir, literalmente, para siempre. Justo afuera de este Centro yace la tormenta rotatoria de nuestro ego, compitiendo con otros egos en una furiosa danza circular  de alta velocidad. Cuando uno se aleja del centro, el alarido del viento en rotación ensordece más y más hasta que te unes con la danza.  El ser centrado sintente-pensante de uno, nuestros satoris, están sólo en el centro, no afuera. Los estados motivados, empujados y jaloneados,  los infiernos autocreados, están afuera del centro.  En el centro del ciclón uno se desprende del Karma, de la vida, alzándose para unirse con a los Creadores del Universo, nuestros Creadores. Aquí descubrimos que nosotros los hemos creado a Ellos que son Nosotros.

Leer texto de  The Center of the Cyclone en inglés