*

X

Dirigencia de Anonymous dice que la operación contra Facebook es falsa

Por: pijamasurf - 08/10/2011

Anonymous manifiesta que el supuesto ataque mortal contra Facebook del 5 de noviembre es un hoax viralizado por los medios y una célula de hackers que no pertenecen al tronco central de su agrupación

 

 

La dirigencia del colectivo de hackers Anonymous se deslindó de la operación contra Facebook que supuestamente aniquilará esta red social el 5 de noviembre, la noche de Guy Fawkes, en represalia por comercializar la información de sus usuarios.

Gawker informó que esta operación sí fue planeada hace unos meses en los foros en los que se reúnen estos hackers, pero luego fue abandonada. Sin embargo, otros hackers periféricos al nodo central de Anonymousun retomaron parcialmente el plan replicándolo después viralmente por los medios. Y es que la misma estructura organizacional anónima y rizomática de Anonymous permite que se despliegue por miles de frentes, algunos de los cuales no tienen afiliación con este grupo de suyo espectral. Cualquiera puede emitir un meme a la red y, si tiene suficientes habilidades mediáticas para mimetizar el discurso de Anonymous, generar una ola viral de amenazas o faux hacks.

Speakeasy, el hacker que había primero diseñado la #OpFacebook, describió lo sucedido como un "clusterfuck" (lo que sucede cuando las multitudes son manipuladas). En su cuenta de Twitter, Anonymous escribió: «preferimos enfrentar el poder verdadero y no a los mismos medios utilizados como herramientas»; «[...] no matamos al mensajero, no es nuestro estilo».

Por otra parte la forma en la que se viralizó esta operación muestra la ambivalencia que genera Facebook en la red: un deseo apocalíptico entre usuarios adictos de ver su fin y liberarse de esta droga virtual social.  Y al mismo tiempo revela cómo Anonymous —en tanto fenómeno— está también conducido por los medios, que voluntaria o involuntariamente forman parte de este movimiento.

En su blog Anonymous publicó un artículo que responde a la acusación de que este movimiento global de hackers está siendo orquestado por los medios y el establishment político-financiero para incrementar la censura en Internet, diciendo que esto es cierto. Que los medios tergiversan lo que sucede para dirigir la opinión pública según su propia agenda. Por lo cual se generan operaciones falsas o grupos que se hacen pasar por Anonymous.

Esto nos deja en el vértigo desinformativo. Se dice que Anonymous surgió originalmente en el sitio 4chan, el cual fomenta el anonimato de identidad,  y de  ahí se expandió por todo Internet, con la genialidad ambivalente de que cualquiera puede unirse a esta "legión" de hackers, tanto personas interesadas en atacar a los gobiernos y a las corporaciones —que simplemente pueden ponerse la máscara y servir a la causa— como los mismos gobiernos y corporaciones que pueden usar a Anonymous para sus propios intereses, fabricando células de hackers impostores, escudados bajo es misma máscara que de otra forma otorga libertad.  Esto nos sume en una especie de caos multilateral, un pulpo expandiéndose sin control en el ciberespacio. Muy interesante, sobre todo cuando uno puede seguir jugando sin saber la verdad.

[Gawker]

 

Te podría interesar:

Mujer se comunica telepáticamente con delfines y extraterrestres (VIDEO)

Por: pijamasurf - 08/10/2011

Joan Ocean dice haber aprendido telepatía de los delfines, quienes a la vez han servido de intermediarios con los seres de las estrellas.

Joan Ocean dice que los delfines le enseñaron a comunicarse telepáticamente, lo cual, además de conquistarle una magnífica relación con todos los cetáceos, le ha permitido entablar conversaciones y recibir visitas de extraterrestres o "personas de las estrellas." Aunque para muchos estas afirmaciones parecen ser los desvaríos de una persona demente o la manipulación de un culto new age, al menos Ocean mezcla conceptos como los delfines, la teleportación, los portales dimensionales en el fondo del mar y los extraterrestres con cierta frescura y alegría.

Joan Ocean entró en contacto con los delfines a través del brillante —y algo desquiciado— científico estadounidense John Lilly, quien experimentara comunicándose con estos mamíferos usando LSD y ketamina (en alguna ocasión incluso dosificando a un delfín con LSD). Lilly, quien inventó las cámaras de aislamiento, sostuvo que era posible comunicarse telepáticamente con los delfines y aprender su lenguaje. Algo que Ocean dice experimentar, hasta al punto de que lleva treinta años en Hawái organizando cursos y simposios de comunicación e interacción con delfines y ballenas —y en los últimos años con extraterrestres.

El mes pasado se llevó a cabo el simposio de Delfines y Teleportación en Hawái, organizado por Joan Ocean  y Laura Magdalen Eisenhower, esta última bisnieta del presidente Dwight Eisenhower. Y si las cosas ya estaban volando por dimensiones estrambóticas, un poco más de meta bizarría cósmica: Laura Magdalene dice ser un avatar de Isis-María Magdalena que ha sido invitada a una colonia secreta en Marte por programas secretos del gobierno de Estados Unidos, desde donde se ejerce una Matrix de control. Según Laura Magdalen, desde los años 80 se ha establecido esta colonia, a la cual se viaja vía teletransportación y donde se busca usar el poder de la sangre real (el santo grial) para inseminar una nueva civilización, al tiempo que la Tierra se destruye. Este sería el plan de la élite que controla el planeta y busca suprimir el espíritu del divino femenino de la Tierra, Gaia Sophia. Un usuario de Boing Boing ha escrito este genial limmerick inspirado en esta mujer-avatar:

There was a descendant of Dwight
whose speed was much faster than light
she went out to play
with the dolphins one day
and returned on the previous night.

Y es que ese es otra singularidad de este asunto: según Joan Ocean los delfines y algunos extraterrestres conocen las claves del viaje en el tiempo. Existen también naves espacial submarinas que atraviesan agujeros de gusano transocéanicos, algunas de las cuales han sido vistas por ella y su grupo de nadadores con delfines telepáticos, siguiendo el hilo azul de la comunicación cetácea.

Joan Ocean dice estar en contacto con entidades de Sirio, Artcurus, Andrómeda y las Pléyades, el grupo de extraterrestres que se confedera alrededor de la luz, una élite galáctica de seres super evolucionados que, cual ángeles, asisten el desarrollo espiritual del planeta.  La comunicación de estos seres, que de alguna manera están hermanados con los delfines, se da a través de telepatía: imágenes acústicas no-lineales de meta-sinestesia en las que, siempre según Joan, ve un rostro, pero también siente una emoción, escucha una voz, percibe una energía y en ocasiones incluso toda la historia del sujeto de esa comunicación.

Según Ocean las personas se pueden beneficiar enormemente de entrar en contacto con los delfines, ya que estos son capaces de sanar a través del sonido y enseñar conocimientos arcanos telepáticamente (y esto es algo que ella ofrece, convenientemente, en sesiones de nado con delfines en Hawái). Fueron los delfines los que le enseñaron a hablar el lenguaje de las estrellas y antes  a nadar cuando tenía 40 años (Joan recomienda girar debajo del agua imitando a los delfines para sanar el cuerpo energético y activar las espirales del ADN).  En esta entrañable relación, Ocean ha demandado a la fuerza naval de Estados Unidos por utilizar sonares que matan a las ballenas, argumentando que estas armas están siendo usadas expresamente para acabar con los cetáceos, una extraña guerra entre el gobierno secreto y las ballenas y los aliens.

No hay duda que todo esto es difícil de creer, pero suena bien, tiene cierta poesía: delfines telepáticos que emanan imágenes sónicas medicinales, que cuidan del mar, pastores de las naves intergalácticas que conocen los vórtices interdimensionales, los corales luminosos donde los seres de las estrellas sueñan con sus planetas y acaso pueden viajar en el tiempo. Esta es la sustancia de la cual están hechos los sueños de ciencia ficción, una rama de la imaginación que tiende a convertirse, tarde o temprano, en realidad.