*

X

Anciana británica tiene un peculiar hobbie: tejer tetas de estambre

Por: pijamasurf - 03/19/2011

Coral Charles-Dunne, de 91 años, eligió un singular y arquetípico pasatimpo para canalizar su creatividad: tejer tetas de estambre.

Un singular pasatiempo combinado con una buena causa da como resultado uno de los más simpáticos hobbies que puede desarrollar una persona.  Coral Charles-Dunne, de 91 años y residente de Birmingham, dedica sus día, inmersos en la tranquilidad que su ya larga experiencia existencil le ha valido,  tejer tetas de estambre. Pero más allá de un pasatiempo arquetípicamente fetichista, la señora Charles-Dunne lo hace con un fin educativo: sus senos hilados se emplean para enseñar a amamantar a madres novatas.

Por esta razón, además del valor estético que la obra de Charles-Dunne lleva implícito, podemos definir su actividad como una práctica integral pues también conlleva un explícito objetivo didáctico. Y ya echando a volar la imaginación incluso podríamos contemplar una tercera virtud que proveen las tetas tejidas: el entretenimiento. Y es que es muy probable que los esposos de las mujeres que adquieren estos senos virtuales terminen utilizándolos, cuando sus mujeres no estan, ya sea para jugar futbol en un fromato bastante edípico o, por qué no, para aprender a recorrer sutilmente los pechos de sus amadas.

[Newslite]

 

Te podría interesar:

Zona roja digital: aprueban dominios .xxx para sitios porno

Por: pijamasurf - 03/19/2011

La ICANN finalmente aprueba la liberación de los dominios con sufijo .xxx para que los sitios de pornografía puedan distinguirse en Internet y con ellos formar su propio distrito rojo en el hiperespacio.

Luego de una década de puja finalmente la pornografía digital tiene su propio distrito rojo dentro de internet: los dominios .xxx para distinguir a los sitios que publican este tipo de contenido. Tras una larga reunión en Silicon Valley, la ICANN, el organismo que regulas los dominios en la red (y que por cierto hace de esta un modelo centralizado, accedió a activar este sufijo luego de haber rechazado la posibilidad en tres ocasiones anteriores, la primera de ellas en el 2000.

Pero al parecer no todo es fiesta en la pornoindustria digital, ya que si bien este sufijo permitirá contextualizar y hacer más fácil de localizar a los sitios con contenido para adultos, lo cierto es que miles de páginas porno disfrutan del anonimato que les permite el .com para saltar los filtros que algunos padres u oficinas utilizan para evitar que sus hijos o empleados visiten este tipo de sitios. En este sentido habrá que esperar para ver cuantos distribuidores de pornografía en internet acceden a cambiar sus dominios actuales por uno que termine en .xxx y sí perder su disfraz. Actualmente se calcula que existen más de 360 millones de sitios porno en internet.

[El País]