*

X
Una investigación del Instituto Tecnológico de Georgia muestra que las personas responden de forma diferente al tacto de un robot, dependiendo de cómo perciben su intención táctil

El tacto puede curar, puede ser tan necesario como el aire o el alimento; pero en otras circunstancias esta íntima necesidad táctil puede agredir y repeler. En un mundo alienado, en que millones de personas viven su máxima intimidad con la tecnología en detrimento de la interacción con otras personas, surge la pregunta de si los robots pueden llenar, o al menos mitigar, esta necesidad de contacto físico.

Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia han encontrado que las personas generalmente responden positivamente al tacto de un enfermero robot, pero esto se modifica conforme a su percepción de la intención de este robot.

“Lo que desubrimos es que cómo las personas percibieron la intención del robot fue muy importante. Así que aunque el robot tocará a las personas del mismo modo, si las personas pensaban que lo estaba haciendo para limpiarlas a diferencia de para recomfortalas, esto hizo una diferenica significativa en sí sintieron el contacto de forma favorable o no”, dijo el profesror Charlie Kemp.

En el experimento el robot Cody tocaba y limpiaba los brazos de las personas de la misma forma, pero en los casos en los que éstas percibieron que se trataba de un acto instrumental destinado a limpiarlas, los sujetos respondieron positivamente a  su tacto. En los casos en los que percibieron que el robot trataba de darlos confort, las personas no respondieron de forma positiva.

El experimento está supeditado al contexto de un hospital y a la aplicación de la robótica a la enfermería. En otros casos y ambientes esto podría variar. Surgen preguntas cómo, ¿de qué forma responderían las personas al tacto de robots en ambientes que sean percibidos como ya de suyo cómodos? ¿Recibirían las personas el masaje de un robot de forma positiva? ¿Podrían recurrir a estas máquinas en situaciones de necesidad emocional?

No hay duda que mejor que el tacto de un robot siempre sera el tacto de un humano. Pero como aquella novela de Phillip K. Dick “¿Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas?”, donde el personaje sueña tener un animal verdadero –no un clon- para experimentar empatía, pero estos son extremadamente caros o se an extinguido y solamente le son accesibles los androides, para muchas personas el tacto de una persona es algo, tristemente, lejano e inaccesible.

[Newswise]

Te podría interesar:

Cargando un iPod con los latidos de tu corazón

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/15/2011

Científicos crean chip que traduce el movimiento interior de nuestro cuerpo en energía; al parecer genera suficiente energía para recargar aparatos electrónicos pequeños así que próximamente podrías estar cargando tu iPod.

¿Te gustaría recargar tu iPod con los latidos de tu propio corazón? Al parecer no esta tan lejos el momento en que dispositivos electrónicos se recarguen con el simple movimiento que se produce al interior de nuestro cuerpo. Los científicos esperan que con el desarrollo de la nanotecnología, pronto se puedan desarrollar chips que sean energetizados de manera directa por nosotros y así olvidarnos del mundo de las contaminantes baterías o las incómodas fuentes de poder (cables). Cualquier movimiento de nuestro cuerpo podría activar la generación de poder, desde el parpadeo, los latidos, o simplemente el movimiento de nuestro dedo en torno al dispositivo.

El grupo de investigadores que presentó las actualizaciones de este proyecto durante el congreso National Meeting & Exposition of the American Chemical Society, han utilizado este chip para activar pantallas de LCD e incluso para transmitir señales de radio a partir de la energía generada. El Dr Zhong Lin Wang, del Georgia Institute of Technology afirmó al respecto: "Este desarrollo representa un hito hacia la producción de dispositivos electrónicos, portátiles, que puedan ser cargados con movimientos corporales sin la necesidad de utilizar baterías u otras fuentes de poder. Nuestros nanogeneradores estan destinados a cambiar vidas en el futuro. Su potencial solo esta limitado por nuestra propia imaginación.

[Telegraph]