*

X

Cuando la muerte se vuelve un afrodisiaco

Salud

Por: pijamasurf - 02/18/2011

A veces la muerte, al límite, puede servir como un detonador del libido

Tal vez porque a lado de la muerte acecha el renacimiento, investigadores israelíes han notado que muchas veces el pensamiento relacionado con la muerte sirve como un estimulante libidinal.

Un estudio incial en 36 mujeres y 40 hombres mostró que pensar en la muerte para los hombres propició un sentimiento de deseo de participar en relaciones sexuales con una persona que apenas habían conocido, más que a los que no se les había sugerido pensar en la muerte. En las mujeres no fue el caso. Sin embargo, en otro estudio realizado en California, mujeres a las que se les sugirió pensar en la muerte y después en una cena romántica con velas se mostraron más deseosas de participar en un encuentro sexual que aquellas mujeres a las cuales sólo se les sugirió participar en una velada romántica pero no pensar en la muerte. Un tercer estudio mostró la misma tendencia en hombres y mujeres.

Los investigadores creen que ante circunstancias morbidas, las personas buscan el sexo como una forma de obtener confianza para paliar ese abismo amenazante.  Por otra parte quizás la muerte esté, esencialmente, generando el deseo de renacer, algo que en el ser humano generalmente se obtiene a través del sexo, como una secreta fuente de la juventud.  Cómo se dice popularmente, si va llegar el fin del mundo que llegue mientras tienes sexo (ppr eso de la posible fusión).

[Research Digest]

Te podría interesar:

Radiación de teléfonos celulares hace que nuestro cerebro consuma más energía

Salud

Por: pijamasurf - 02/18/2011

Un amplio estudio sobre la radiación celular muestra los telefónos móviles hacen que nuestro cerebro, de forma poco natural, consuma 7% más ázucar

La radiación de los telefónos móviles hace que las regiones del cerebro cercanas al aparato quemen más energía, según uno de los estudios más completos jamás realizados en cuanto a los efectos de la radiación de estos aparatos.

Los celulares emiten ondas de radio de ultra alta frecuencia durante las llamadas y transferencia de datos, lo que hace que algunos investigadores sostengan que esta radiación presenta riesgos a la salud, incluso posiblemente algunos tipos de cáncer.

El nuevo estudio basado en escaneos cerebrales, muestra que la radiación emitida por un telefóno móvil durante una llamada hace que el tejido cerebral use el 7% más de energía, esto es equivalente a que consume 7% más de ázucar.

El teléfonos usado para el estudio fue un Samsung Knack, el cual tiene un promedio de absorción de radiación de 1 watt por kilogramo de tejido. El iPhone 4 produce dos veces más absorción de radiación en el cerebro.

Uno de los coautores del estudio, Dardo Tomasi, del Brookhaven National Laboratory, dijo "El efecto es pequeño, pero de todas formas contranatural. La naturaleza no preparó a nuestros cerebros para esto".

En el caso de la producción del cáncer por parte de la radiación de estos aparatos, existe gran controversia, ya que algunos estudios independendientes han encontrado esta relación, mientras que la mayoría de los estudios, incluyendo todos los financiados por las companías fabricantes y por las organizaciones mundiales, no han encontrado este vínculo.

Se recomienda usar auriculares y no tener los aparatos celulares cerca de la cabeza.

[Wired]