*

Un payaso está cerca de ganar puesto de diputado en Brasil

Política

Por: Jimena O. - 09/29/2010

En la actualidad la diferencia entre la política y la comedia se ha borrado; literalmente: el payaso Tiririca encabeza encuestas para ganar un escaño representando al estado de Sao Paulo en el Congreso; su campaña hace escarnio de la política de su país
Empeña tu auto sin tener que dejarlo

Aunque muchos politico podrían estar pensando que se trata de ellos, literalmente el payaso Tiririca, Francisco Everardo Oliveira, está cerca de conseguir un escaño en el Congreso de Brasil, representando al estado de Sao Paulo, el más rico y poblado de ese país. La campaña de este payaso ha cobrado popularidad en el estado paulista debido a que ha confrontado en un espejo a los politicos de su país, con frases como "¿Qué hace un diputado? En realidad, yo no lo sé. Pero vota por mí y te digo", o "Peor que como estamos no podemos quedar”.

Algunos brasileños apoyan a este payaso con el mote de “El Jabalí” porque dicen que es el único de los politicos que acepta que es un payaso. Esto evidentemente ha generado la animadversión de la clase politica que busca invalidar su candidatura diciendo que Tiririca es analfabeta, como el 20% de la población, lo cual podría negarle la posibilidad de obtener un puesto de diputado.

Tiririca empezó a los 8 años trabajando en el circo de su localidad y escaló hacia la television para, indiferenciadamente, entrar en la política.

Aloizio Mercadante, candidato a la gubernatura de Sao Paulo, ha dicho que la gente no debería de votar por Tiririca y sí por alguien que realmente pueda contribuir algo.

Este caso es sintomático de la política mundial; en muchos lugares son sólo los comediantes los que pueden hablar de lo que en realidad sucede ya que al hacerlo a través del humor pueden sublimar la realidad hipócrita y no tienen que defender intereses velados. Hace unos días el comediante Stephen Colbert testificó en el Congreso de Estados Unidos en su papel de satirista, dando un discurso borró los límites ya difusos entre la política y la comedia, que reveló más de lo que sucede en la actualidad que la falsa pompa y el protocolo con los que generalmente envuelven sus discursos los politicos. En México, el payaso Brozo bien podría conseguir un puesto electoral si lo buscara. ¿Por quién votarías, por políticos o payasos?

Vía Telegraph