*

X
Habitantes de Santa Cruz, California, ya pueden adquirir helados de ganja como el Bannanabis Foster o el Straw-Mari Cheesecake

Un inspirador establecimiento de nombre Creme De Canna ha abierto sus puertas en Santa Cruz, California, que ofrece un peculiar producto a la venta: helados con sabor a marihuana. los afortunados habitantes de este condado californiano ya pueden acompañar sus tardes de otoño degustando un delcicioso Banannabis Foster o un Straw-Mari Cheesecake, dos de los saboresmás populares hasta ahora.

"Todo el mundo que lo ha probado dice que le ha encantado. Mucha gente vuelve para repetir y tomar helado incluso por tercera y cuarta vez”, señala Jonathan Klodinski, el propietario del local.

De acuerdo con el dueño del establecimiento, sus helados representan una alternativa sana para los pacientes queestan inscritos en los programas de marihuana medicinal, y que no pueden dejar de consumir cannabis pro prescripción médica. Los helados, con un precio de 15 dólares, se venden sólo con receta médica, y supuestamente equivalen a fumar ocho porros de buena hierba.

via La Marihuana

Te podría interesar:
La súper reflectiva superficie de la fachada del hotel Vdara en Las vegas ha provocado severas quemaduras en la piel de huéspedes y transeúntes

La competencia por la vistosidad en Las Vegas, un lugar que tributa exageradamente el híper estímulo de los sentidos, llevó a uno de los grandes hoteles de esta ciudad del juego, el Vdara, a incluir en su diseño una fachada hecha a partir de un material súper reflectivo. Sin embargo, hay tardes en que el sol es tan fuerte y el material del edificio tan poco receptivo que los rayos que rebotan en la superficie se magnifican y terminan por quemar la piel de las personas o generarles una sensación de que “los queman vivos”.

Llamado simplemente como una “convergencia solar” por los representantes y empleados del hotel, y en cambio etiquetado como el “rayo de la muerte” por algunas de las víctimas de quemaduras, este fenómeno se debe a que el material utilizado en la fachada, aunado a la superficie semi curveada, reflejan los rayos solares que le llegan proyectándolos con una intensidad calorífica magnificada.

“Estaba bien hace unos momentos pero de pronto simplemente comencé a sentir que me estaban literalmente friendo. Es raro” comentó Danielle Civello, uno de los múltiples visitantes que han reportado quemaduras tras pasar un par de horas en la alberca de este hotel.

via Disinfo