*

X
Gobierno de Obama busca obligar a compañías que proveen servicios de telefonía y mensajería en la red a entregar información sobre conversaciones y a decodificar e interceptar llamadas.

El gobierno federal de Estados Unidos está preparando nuevas regulaciones para el Internet, argumentando que su habilidad para interceptar y monitorear a personas sospechosas se está perdiendo ante el aumento de la comunicación en línea, ya no por teléfono. El gobierno quiere que el Congreso obligue a todos los proveedores de comunicación –incluyendo servicios que transmiten emails encriptadas como Blackberry, o redes sociales como Facebook y softwares p2p como Skype- a otorgar información si les da una orden de monitoreo (wiretap en inglés). El mandato incluiría poder interceptar y decodificar mensajes encriptadas.

Esta legislación, que sería envíada al congreso al principio del 2011, podría servir como ejemplo para el manejo de las telecomunicaciones en Internet de forma global.

James X. Dempsey, vicepresidente del Centro para la Democracia y la Tecnología, dijo al New York Times, que esta propuesta “tiene enormes implicaciones” y amenaza “los elementos fundamentales de la revolución de Internet”, incluyendo su diseño descentralizado.

“Están pidiendo la autoridad de rediseñar los servicios que toman ventaja de la especial arquitectura de la red”. Básicamente quieren regresar el reloj y hacer que los servicios de Internet funcionen como el sistema telefónico solía funcionar”, dijo Dempsey.

Más en el NY Times

Te podría interesar:
La fiebre digital por las redes sociales ha provocado que el 92% de los bebés ya esten inscritos en alguna comunidad virtual; parece que ahora no sólo es el nombre lo que sus padres eligen por ellos

Existe un nicho masivo de la población de Estados Unidos que pertenece a diversas redes sociales de Internet sin ni siquiera saberlo: los bebés. Resulta que un gesto que seguramente deben considerar como algo muy simpático, los padres del 92% de bebés estadounidenses los han hecho ya miembros de estas comunidades digitales. Lo curioso es que esta nueva generación de bebés digitales no sólo no podrá incidir en la desición del nombre que llevará (como a todos nos ha pasado) sino que ahora formarán parte de redes sociales aún antes de entender lo que esto significa, y pero aún, han ya pasado a formar parte de las masivas bases de datos que estas comunidades, en especial Facebook, comparte con diversas marcas para que se vayan generando perfiles de los niños como potenciales futuros consumidores (dark side of akasha).

El estudio realizado por la firma de seguridad para software AVG también recopiló información de otros nueve países occidentales y juntos promedian un 82% de bebés digitalizados. Tras Estados Unidos quien encabeza la lista, le sigue Nueva Zelanda en un cercano segundo lugar con 91%, y luego Canadá y Australia con un 84%. Otros países incluidos en el reporte fueron Alemania, Italia, España, y Reino Unido.

via CNN