*

X
Increíbles imágenes de los ojos: ¿son fractales de las estrellas?... Una metáfora atraviesa la historia.

Desde el inicio de la historia de la la literatura se han utilizado ciertas metáforas rectoras para relacionarse de una forma poética con la naturaleza: una de estas tríadas universales está formada por los ojos, el sol (o las estrellas) y las flores: existe una relación formal y simbólica entre la luz y la creación (la percepción de la creación que se hace a través de la luz: la información que florece). Podríamos decir que lo ojos y las flores son fractales de las estrellas: arriba es abajo.

En estas imágenes tomadas por Suren Manvelyan queda claro esta simetría entre la corola del sol, de las flores (como girasoles, por ejemplo) y los ojos (particualarmente la cornea). Curiosamente algunas de estas imágenes tienen una similitud extraña con el acelerador de partículas del LHC (Gran Colisionador de Hadrones).

Los ojos, una frontera líquida entre la materia y su esencia luminosa.

Más imágenes de ojos-fractales-forestrellas

Te podría interesar:
Los babuinos han desarrollado un gusto por las uvas fermentadas en la zona del vino de Ciudad del Cabo y asedian a la población con su incontrolable conducta.

Incontrolables, los monos babuinos de Ciudad del Cabo siembran caos en la acaudalada zona residencial de Constantia, a un lado de la zona del vino de Groot Constantia. Los babuinos, o papiones, han desarrollado un fino gusto por las uvas sauvignon blancas que se cosechan en la zona, alimentándose de las frutas fermentadas. Algunos de ellos incluso se desploman borrachos en el sol sin llegar a la montañas a dormir. Pero otros aterrorizan a los residentes de la región, invadiendo sus cocinas en búsqueda de alimentos.

Los babuinos son unos de los primates más violentos y difíciles de controlar. Los guardias de los viñedos intentan alejarlos con vuvuzelas y serpientas de plástico pero no tienen mucho éxito. Los residentes de Constantia, donde viven personalidades como Nelson Mandela y Wilbur Smith, emplean a 22 “baboon monitors” que se dedican a guíar a los babuinos fuera de la zona residencial. Antes los babuinos, que ya habitaban en las montañas de Ciudad del Cabo cuando los humanos se establecieran, eran matados por la gente local, algo que ahora está prohibido.

La semana pasada un niño de 12 años quedó traumado depués de confrontar a una tropa de babuinos que se metieron a su casa. El adolescente oyó ruidos y encontró a los monos saqueando la cocina. Cuando corrió en búsqueda de su niñera, los babuinos lo rodearon. El adolescente llamó a su madre aterrorizado diciendo que estaba rodedado por los monos en su propia casa.

Gallos, gansos, pavorreales y hasta un perro gran danes han sido matados últimamente por los babuinos, los cuales tienen unos enormes colmillos. La gente dice que hacer comidas o fiestas en el exterior es imposible ya que son asediadas por la tropa de babuinos.

En respuesta, las autoridades han empezado a poner collares de identificación a los babuinos que son considerados más problemáticos. En una controversial medida, los monos que cometen tres actos penados son matados de forma “humana“. William, un feroz babuino de 14 años, fue el primero en ser ultimado de esta forma el mes pasado.

Mientras tanto según reporta el Telegraph, muchas personas han puetso en venta sus residencias al no poder resolver el problema de los babuinos salvajes, quienes tal vez son parte de una agencia socialista que siembra caos para sublevar la sociedad y atemorizar a la gente rica.