*

X
El video de "La Decepción de Obama" tenía más de 6 millones de vistas; según su productor Alex Jones se trata de una violatoria censura de parte de YouTube.

Ayer reportamos que Facebook había borrado la página oficial de Alex Jones; ahora el polémico periodista sostiene que el video que subió a YouTube de su película The Obama Deception ha sido removido del sitio y exige a este sitio web, que pertenece a Google, que investigue. Buscando esta película encontramos el siguiente video que al parecer estaba olvidado en YouTube y en pocas horas ha subido a más de 50 mil vistas. El video removido tenía más de 6.5 millones de vistas y estaba viralizándose aún más

Al momento "obama deception censored" está en la cima de google trends, como las palabras claves que más han aumentado su búsqueda.

Según Alex Jones, la censura se dio porque este video, que vincula a Obama con el plan de establecer un opresivo nuevo orden mundial, aparecía en primer lugar cuando se buscaba "obama" en YouTube. Jones dice que esto es una violación de los derechos básicos. La cuenta de Jones fue hackeada para remover este video; Jones ha dicho que piensa que se trata de una censura de Google o de YouTube y advierte que esto sucede justamente al momento que el gobierno ha dado señales de controlar el internet (como en la ley propuesta por Joe Lieberman).

Esta censura resulta muy extraña, por una parte podría ser parte de una campaña viral del mismo Jones e incluso una forma de convertirse en la insignia de la lucha anti-establecimiento, siendo la víctima de supuestos ataques del gobierno y la corporatocracia. Legitimarse, siendo que muchos lo acusan de ser un agente de desinformación. Pero en el caso de que sí sea algo orquestado desde estas compañías, días después de que Google, Facebook y los medios demás difusión mundial tuvieron una reunión privada en Sun Valley, estaríamos viendo la más clara muestra de censura de nuestros días en internet por compañías supuestamente promueven la libertad de la infrmación, hasta cieto punto confirmando las teorías conspiratorias de Alex Jones.

Te podría interesar:
La compañía Recorded Future es financiada por Google y la CIA para analizar información y predecir el futuro con base en algoritmos de probabilidades

Motivada por una sombría agenda, se ha gestado una compañía llamada Recorded Future dedicada al monitoreo exhaustivo de miles de sitios, blogs, y cuentas de Twitter, para definir redes de relaciones entre personas, organizaciones, acciones, e incidentes, tanto que están ocurriendo como podrían ocurrir en un futuro cercano.

La compañía, creada con fondos aliados de la mayor compañía de Internet, Google, y la más poderosa agencia de inteligencia en el mundo, la CIA, se define a sí misma como algo “que va más allá de la búsqueda al rastrear enlaces invisibles creados entre documentos que hablan de los mismos, o relacionados, eventos y entidades ”.

Lo alarmante de este caso son básicamente dos aspectos. El primero es que bajo pretexto de buscar predecir eventos futuros de acuerdo a algoritmos que enlazan bits de información personal y editorial que fluye en la red, tanto el buscador de Mountain View como la CIA están aprovechando la información que a fin de cuentas nos define como personas, organizaciones, sociedades e incluso como bloques culturales, para alimentar agendas inciertas. Seguramente sus argumentos rondarán los discursos tradicionales propios de estas dos entidades, por un lado el mejorar el acceso a la información, en el caso de Google, y por otro en prevenir ataques terroristas o contrarrestar la inteligencia del crimen organizado, diría la CIA.

El segundo punto consiste en la flagrante ventaja que implicaría para sus respectivas agendas, cualesquiera que estas sean en realidad, el utilizar la información masiva que generamos los millones de usuarios de Internet para surfear el tiempo y adelantarse en el futuro. El control del “one step ahead” por parte de estas organizaciones podría traducirse en un poder insólito, el cual desde una perspectiva cruda simplemente se utilizaría para fortalecer los intereses compartidos entre la sombría agencia y corporación cool.

De acuerdo a lo anterior no es difícil entender por que los brazos de ambas organizaciones dedicados a financiar proyectos piloto a manera de venture capital, tanto Google Venture como In-Q-Tel, han fijado sus ojos y su dinero en esta empresa de 16 personas con sede en Cambridge, Massachusetts. Sin embargo no es esta la primera vez que Google establece alianzas con agencias de espionajes o inteligencia. Anteriormente la empresa californiana había ya vendido equipo de rastreo y localización al órgano que engloba todas las agrupaciones de este rubro en Estados Unidos, la National Security Agency, tecnologías que fueron vendidas en 2004 y que eventualmente servirían para fundar el servicio de Google Earth.

Frente a esta casi macabra sincronía en la que Google fondea al mismo tiempo la misma compañía que la CIA, y que si bien no confirma incuestionablemente una alianza estratégica entre ambas organizaciones, surge una pregunta obvia: ¿estarán los chicos de buscador de Mountain View olvidando su famoso mantra corporativo “don´t be evil”? Y aún más allá, este lema existió alguna vez como una verdadera filosofía empresarial o es más bien un slogan marketingero para reafirmar la identidad de Google como la empresa más cool del planeta?

via Danger Room

Más info: Google invierte en una compañía que predice el futuro