*

X

NASA preocupada por el despertar del Sol: tormenta podría producir apagón masivo

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/07/2010

Se espera que el sol incremente su actividad en los siguientes años; de no estar preparados una tormenta solar podría destruir buena parte de los sistema eléctricos del planeta.

Aunque muchas veces pasa desapercibido, la vida en la Tierra depende del clima cósmico y es enormemente susceptible a varios fenómenos siderales. Si bien este tipo de fenómenos (como explosiones solares masivas, asteroides, supernovas, etc) pueden pasar cada cientos o miles de años dejando que la vida evolucione con realtiva calma, cuando ocurren pueden modificar el clima, la geografía del planeta o hasta borar especies enteras.

La NASA espera que en los próximos años se de un incremento sustancial en la actividad solar, lo cual, debido a nuestra dependencia tecnológica podría propiciar un grave apagón de nuestros sistemas eléctricos, de telecomunicación y navegación que además propicaría una grave perdida económica calculada en "al menos 20 veces Katrina".

Por esta razón la agencia espacial de Estados Unidos planea una reunión este 8 de junio para preparar una estrategia preventiva, en el foro de "Space Weather Enterprise".

"El sol se está despertando de un largo sueño, y en los próximos años esperamos ver niveles de actividad solar mucho más altos. Al mismo tiempo, nuestra sociedad tecnológica ha desarrollado una sensibilidad sin precedentes a las tormentas solares. La intersección de estas cuestiones es lo que discutiremos en la reunión", dice Richard Fisher del departamento de heliofísica de la NASA.

Un reporte de la NASA, "Severe Space Weather Events—Societal and Economic Impacts", indica que tanto los sistemas eléctricos, la navegación GPS, el transporte áerero, los sistemas financieros y las comunicaciones de emergencia por radio serían interrumpidos. Uno de los efectos secundarios de una tormenta así podrían ser auroras más cerca de los trópicos, aquí una simulación de una aurora en Nueva York.

Sin embargo, mucho del daño sería mitigado si se sabe que la tormenta está en camino al poner a los satélites en "modo preventivo" y desconectar los transformadores. La meteorología espacial está apenas en sus albores, pero se dice que está avanzando rápido. El trabajo de prevenir está megatormenta ha sido asignado a NOAA, el centro de predicción de clima espacial en Boulder, Colorado.

Parte del éxito de la prevención de una devastadora tormenta solar depende de la coordinación entre la NASA y NOAA, utilizando la información de los exploradores espaciales STEREO, SDO y ACE.

El máximo antecedente que se tiene es lo que ocurrió en 1859, en el llamado Evento de Carrington, en el que se sucedieron 9 días de severo clima espacial; auroras fueron vistas hasta en latitudes ecuatoriales; el evento fue descrito como “ la primera vez en la que el hombre comprobó que no estaba solo en el universo” y como “el nacimiento de la astronomía moderna”. En ese entonces fue solamente un espertáculo transceleste inigualable, o una experiencia mística para los observadores, hoy en día con nuestro andamiaje eléctrico esto podría ser una tragedia.

Algunas personas dentro del new age o de otros grupos esotéricos creen ver en estos "días de oscuridad" que podría propiciar una poderosa tormenta solar el cumplimiento de una profecía relacionada con la biblia con los mayas. Este es el tema de la película hollywoodense "The Knowing", donde Nicholas Cage descubre que le mundo se va acabar por una eyección de plasma coronal del Sol, pero algunos elegidos son salvados por una serie de naves espaciales.

2012: La tormenta solar que se viene

Te podría interesar:

Neurocientífico que estudia psicópatas descubre que tiene el cerebro de un asesino

Ciencia

Por: pijamasurf - 06/07/2010

Luego de dedicar su vida a estudiar el cerebro de los asesinos seriales para descubrir qué los distingue de las personas "normales", James Fallon encontró que él mismo tiene un perfil cerebral de psicópata.

"Identifica al psicópata"

El cerebro de los criminales siempre le ha fascinado a James Fallon. Por más de 20 años, este neurocientífico de la Universidad de California en Irvine ha estudiado el cerebro de los psicópatas, particularmente la base biológica del comportamiento, y una de sus especialidades es descubrir en qué difiere el cerebro de un asesino de una persona "normal".

Durante  estas investigaciones un día su madre, de 88 años, le sugirió echar un ojo a sus antecesores, entre los cuales, dijo, se contaban muchos desquiciados: por ejemplo, uno de sus tatarabuelos en línea directa, Thomas Cornell, fue ahorcado por asesinar a su madre, también esta línea consanguínea produjo varios supuestos asesinos, incluyendo "la Prima Lizzy", quien fuera acusada de matar a su padre y a su madrastra con una hacha en 1882.

Habiendo estudiado el cerebro de docenas de psicópatas, Fallon decidió enfocarse hacia sus familiares para ver si alguien más tenía estas características. El científico realizó tomografías PET a sus parientes más cercanos y no descubrió la poca actividad en la corteza orbital del cerebro que distingue generalmente a los sociópatas. Entonces Fallon se hizo el examen a sí mismo y encontró que tiene un cerebro de psicópata (de libro de texto al menos).

"Si ves el PET-scan, tengo el cerebro de uno de los asesinos", dice Fallon.

Aunque esta ciencia de la neurocriminalística está en sus albores, se acumula evidencia de que existe una relación entre algunas funciones cerebrales y el comportamiento violento, al igual que existen 12 genes relacionados con niveles de agresión, específicamente el llamado "gen guerrero" que regula la serotonina. En este sentido, Fallon también tiene la biología de un asesino serial.

Su esposa Diana dice que no está preocupada por el cerebro sociopático de James: "después de todo lo conozco desde que tenía 12 años".

James Fallon cree que en su caso lo que le evitó convertirse en un psicópata fue una infancia muy feliz. "Si hubiera padecido algún tipo de abuso", dice, "probablemente me hubiera convertido en uno de esos asesinos de los que hacen películas para cable".

Fallon cree esto demuestra que los genes no determinan del todo el comportamiento, sino que las experiencias son capaces de cambiar o potenciar lo que determina la biología. En este caso podemos pensar que la fascinación del neurólogo por estudiar el cerebro de los psicópatas pudo haber sido su propio mecanismo de defensa, de autoconocimiento y autoconciencia.

De cualquier forma la neurociencia criminal abre una controvertida discusión sobre hasta qué punto es válido utilizar tomografías del cerebro o resonancias magnéticas para perfilar a las personas como potenciales asesinos, terroristas, buenos esposos, trabajadores, etc.

[NPR]