*

X

Idénticas y lindas, Pearl y Ruby son las gemelas perfectas de Inglaterra

Por: pijamasurf - 06/22/2010

En un combo que irradia inocente erotismo cliche, Pearl y Ruby ganan concurso como las gemelas más parecidas de Inglaterra

Su parecido es tal que sus respectivos novios afirman que son incapaces de reconocer a una de la otra. Estas hermanas londinenses de 18 años acaban de ganar un concurso, compitiendo contra otros 29 pares de gemelos “idénticos”, para ser nombradas con el extraño título de “las gemelas más parecidas de toda Inglaterra”.

La competencia no sólo tomaba en cuenta los rasgos faciales, la estatura, y el peso, sino también las similitudes en personalidad y la sincronía en coreografías de baile. Pearl y Ruby demostraron haber desarrollado, genética y conductualmente, un mimetismo tal que incluso los jueces del concurso tenían dificultad en distinguirlas.

Ambas chicas, originarias del este de Londres, estudian actuación, duermen juntas, y tienen una linda sonrisa. Elementos que resultan más que suficientes para irradiar un halo de sincroerotismo, inocente y juvenil, a su alrededor. Seguramente pronto se convertirán en la fantasía cliche de miles de ingleses que desearán compartir una velada con ellas, dentro de un salón de espejos, separando granos de arena idénticos, e invocando, alineados en triángulo, a los espíritus tántricos de los viejos bosques de Gran Bretaña.

via Dailymail

Te podría interesar:

Quieres tener sexo con tu estrella favorita: teledildonics podría hacerlo realidad

Por: pijamasurf - 06/22/2010

Nueva tecnología permite conectar tu teledildo o "virtual hole" a la computadora vía USB o Blue Tooth y simular multisensorialemente una relación sexual con una actor o actriz mimetizando todos su movimientos.

En su libro "Neuropolitique" Tim Leary prevee que en los próximos 30 años la sexualidad humana cambiaría más que en los 3000 anteriores. Leary tenía razón, aunque seguramente no es esto lo que imaginaba. La era de conectar tus juguetes a tu computadora vía USB o hasta Blue Tooth está aquí.

Básicamente solo preparas tu video erótico favorito en tu computadora, conectas tu teledildo o "virtual hole" y el juguete mimetiza los movimientos de tu pornoestrella favorita. Puedes ver una escena sexual y a la vez sentirla.

Al momento existe una gama limitada de títulos disponibles ya que crear la sinergía entre juguete y película lleva su tiempo y el precio es elevado como suele suceder cuando una tecnología es nueva.

Anteriormente ya existía la sincronización de juguetes sexuales a una pista de música, desde frecuencias binaurales, hasta el sonido de una escena de una película (también fotoesimulación sincronizada). Pero ahora "el juguete que se mueve como tu pornstar favorita" se convierte en un nuevo giro multisensorial del popular POV (punto de vista) en el que se encuadra la cámara para que el espectador se pueda imaginar en el lugar del que realiza el acto. En este caso se va un paso más allá: la posibilidad de sorprenderse por una movimiento físico inesperado.

Una compañía como RealTouch ofrece sincroclips de videos sexuales de celebridades en los que se puede copular virtualmente con Paris Hilton, Pamela Anderson o Tommy Lee. En el futuro la tecnología háptica como experiencia virtual de la pornografía es algo que las celebridades que graban sus videos caseros descuidadamente o incluso para luego hacer un poco de dinero deben de tener en cuenta, ya que, aunque no sea en "carne y hueso", tendrán sexo electrónico con miles de personas.

Imaginamos que no tarda en salir al mercado un teledildo y un "virtual hole" para chat en vivo conectados a una interfaz, que permita una versión del cibersexo cercana a la "realidad". Como jugar Wii por internet en pareja y con biofeedback.

En la actualidad la tecnología háptica desarrolla la habilidad de "sentir" un objeto electrónico y hasta realizar cirugía a distancia. Pronto probablemente se podrán comerciar sexualmente celebridades holográficas. No hay que subestimar el ingenio de los geeks en búsqueda de sexo. En el futuro tu capacidad de obtener placer puede depender de tu compatibilidad, no con una persona, sino con un dispositivo electrónico.

Vía Alternet