*

X
El National Enquierer sostiene tener información que prueba la infidelidad de Barack Obama con su ex asistente Vera Baker.

Justo hoy jugabamos con la idea que Barack Obama podría caer en un tipo de escándalo como el de Bill Clinton con Monica Lewinski, sin embargo, habíamos entretenido la idea de que podría se con la ex modelo de Maxim, Ali Campoverdi. El tabloide National Enquirer primero dio a conocer la posibilidad de que Obama hubiera tenido una relación extramarital, en el 2008, con Vera Baker, pero no pudo confirmar la historia, ya que los supuestos testigos se negaron a hablar y Baker salió del país. Este tabloide y otros más han seguido investigando y han decidido ahora explotar con la historia del posible engaño de Obama.

La nueva información tiene que ver con el testimonio de un chofer que habría recogido a Obama en el aeropuerto y llevado al entonces candidato presidencial y a Baker a varias locaciones a las que fueron a recaudar fondos (Baker había sido asistente de campaña de Obama desde el 2004 en el senado). El chofer, según el National Enquirer, dijo que a las 10:30 los llevó al hotel y los dos entraron juntos, y que sus servicios de esa noche habían terminado, indicando que ella pasaría la noche ahí.

Otros diarios como el Globe no han esperado a confirmar la historia y la publican en la portada:

Según el Enquirer una fuente en Washington les dijo que el recuento del chofer había sido confirmado independientemente y que existía evidencia en las cámaras de vigilancia del hotel.

El diario revela que existe un grupo anti-Obama que está ofreciendo por lo menos un millón de dólares ha quien sea que pueda presentar pruebas concluyentes de la infidelidad de Obama.

El Enquirer no tiene una gran reputación y sin embargo ha descubierto escándalos políticos sexuales como el de John Edwards.

Esta por verse que tan seria es esta información, al momento se ha viralizado, sin llegara a los medios de mayor importancia que por una parte buscarían que la situación se comprobara para publicar algo tan delicado y por otra parte podrían estar protegiendo al presidente Barack Obama.

Hay que estar atentos para ver si se trata de una campaña de desprestigio, si sólo son los tabloides intentado hacer dinero sin mayor trasfondo político o si existen fundamentos que comprueban la infidelidad de Obama, que aunque pertenece a las revistas de chismes, por ser Obama, la cuestión se volverá de importancia nacional y hasta mundial. Es muy difícil en la actualidad para una figura pública manetenr sus actos privados.

Según el libro "Barack and Michelle: Portrait of an American Marriage", publicado en el 2009, la pareja presidencial estuvo a punto de divorciarse, precisamente a causa de la relación de Obama con Baker, pero solventaron las cosas dialogando y Baker desapareció.

Al momento la página del Enquirer estaba caída.

Vía Blogger News

Te podría interesar:

Bill Clinton no inhalaba porque prefería su marihuana en brownies

Política

Por: pijamasurf - 05/01/2010

A Bill le gustaban los brownies y las galletitas de ganja, revela periodista que estudió con él en Oxford.

Clinton no inhaló marihuana porque le gustaba comérsela.

El polémico periodista Christopher Hitchens reveló en su reciente autobiografía, que cuando estudiaba en Oxford, a finales de los 60s, al mismo tiempo que Clinton, Hitchens salía con una lesbiana que había salido con Clinton, quien le contó que Bill era un goloso al que le gustaban los spacecakes.

Clinton dijo en su campaña del 92 que había probado la marihuana una o dos veces cuando estaba estudiando en Inglaterra pero que no le gustó: "nunca inhalé y nunca intenté inhalar otra vez", al parecer esto podría ser literal, lo de inhalar, Bill es un tipo que se gana a través del paladar.

Hitchens escribe: "Él prefería, como otros entusiastas de la marihuan, tomar su yerba en la forma de grandes galletas o brownies".

Bill Clinton, famoso por su "charm", ha sabido en varias ocasiones utilizar su simpatía para salirse de problemas más graves. Sin embargo, ha sido sorprendido en varias ocasiones diciendo mentiras, por ejemplo en el caso de Monica Lewinsky, donde declaró con fingida seriedad "no tuve relaciones sexuales con esa mujer". De nuevo, tal vez el sexo oral no cuenta para los hábiles retruecanos de Clinton.

El periodista psicodélico Hunter S. Thompson dijo sobre este tema "Bill Clinton no inhala marihuana, claro. Seguro. Igual que yo mastico LSD pero no me lo trago".

Vía Huffington Post