*

X

Dr. Megavolt:¿freak o superhéroe?

Arte

Por: pijamasurf - 11/15/2009

El educado electrofreak Dr. Austin Richards, mejor conocido como Dr. Megavolt, juega con corrientes de electricidad que dispara desde bobinas Tesla y recorre el mundo realizando performances.

dr_megavolt Su obsesión infantil por las legendarias bobinas de Tesla, uno de los “juguetes” más populares del genial inventor Nikola Tesla, de quien Richards es ferviente admirador, terminaría por convertirlo en un verdadero freak de la electricidad. Su sobrenombre de superhéroe es Dr. Megavolt, y cuando asume ese rol es para desafiar, con su propio cuerpo, corrientes eléctricas de alta intensidad.

Famoso por los performances que realiza desde hace más de una década, Dr Megavolt también se ha convertido en una eminencia dentro del Festival Burning Man, donde sus “shows” cautivan a la gente, ya que no sólo son visualmente espectaculares, sino que Richards corre un verdadero riesgo al jugar con rayos eléctricos que tienen voltaje suficiente para cocinar literalmente a un ser humano.

La idea de Dr Megavolt surgió en 1996 cuando Austin pudo presenciar una jaula construida por el Survival Research Laboratory que protegía a una persona de los rayos emitidos por la bobina Tesla. A partir de esto decidió replicar la tecnología de este dispositivo en un traje personal, que pudiera darle vida a una entidad, mitad freak, mitad superhéroe, llamada Dr Megavolt.

A partir de 2006, los shows del Dr. incluyeron a la Sra. Megavolt (esposa de Richards), lo cual suscitó en el público una genuina electroternura y aumentó, aún más, su fama. Actualmente, junto con su señora, realizan giras alrededor del mundo, presentando su osada relación con la electricidad y rindiendo homenaje a uno de los más grandes inventores de la historia humana.

150 años de Nikola Tesla, el más grande inventor en la historia del hombre

LAPP: deshebrando la luz para dibujar puertas cósmicas

Te podría interesar:

El mago de la mecánica natural: Theo Jansen

Arte

Por: pijamasurf - 11/15/2009

Entre la natura mecánica y la magia cinética, la obra de Theo Jansen se desdobla en increíbles seres que generan en el espectador un hipnótico efecto a través de sus movimientos.

ancora

Los seres que surgen de la genialidad de Theo Jansen provocan un sentimiento muy peculiar. Estas entidades, un híbrido entre arañas celestiales (el cielo es terrestre: as above, so below) y arcángeles mecánicos, pueden fácilmente revolver los sentidos del espectador traduciéndose en una especie de paradójico cocktail sensorial.

behind tubesTheo Jansen, nacido en La Haya, ensambla esqueletos animales que se animan a través de energía eólica provista por el viento de las playas holandesas. Su obra fusiona admirablemente técnicas escultóricas con ingeniería cinética. “Las paredes entre el arte y la ingeniería existen sólo en nuestras mentes”, nos confiesa sonriente el artista.

Los esqueletos robóticos de Jansen son inevitablemente perseguidos por la mirada del espectador mientras se encuentran en acción. Lo extraño es que su persecución es hasta cierto punto hipnótica, ya que provoca una peculiar angustia estética. Producen una sensación encontrada entre lo más orgánico y lo más mecánico de nuestra capacidad perceptiva. Hasta ahora los seres de Theo sólo habitan las playas de su natal Holanda pero según sus deseos pronto podrían liberarse para cruzar la barrera de arena y vivir por su propia cuenta en otros entornos naturales.

foto2

sabulosa4