Mujer que le pintó el dedo a Trump es despedida de su trabajo

Juli Briskman, de 50 años, se convirtió en una celebridad de Internet luego de que su imagen andando en bici mostrándole el dedo medio al automóvil de Donald Trump circulara por numerosos medios.

La mujer pasó de ser una suerte de heroína en línea a ser despedida por la empresa en la que trabaja, aunque ella mantiene que no se arrepiente de lo sucedido.

Briskman narró lo sucedido así: "Él pasó y simplemente mi sangre empezó a hervir". Luego pensó en todas las cosas que están mal con su gobierno y "él de nuevo en el campo de golf". Enardecida, la mujer le mostró el dedo medio a la comitiva de Trump en varias ocasiones. Un fotógrafo que viajaba cubriendo al presidente capturó la imagen. En Internet se bromeaba ya con que Briskman debería hacer campaña en el 2020.

Esta mujer de Virginia trabajaba en una empresa de comunicaciones que tiene contratos con el gobierno federal. Briskman alertó a sus empleadores lo sucedido, pero poco después la despidieron, argumentando que no podían tener imágenes obscenas en las redes sociales y que se arriesgaban a perder sus contratos con el gobierno. Briskman había colocado la imagen como su foto de perfil en Facebook, pero en ninguna parte de su perfil se menciona el nombre de su compañía.

Algunas personas en las redes sociales han protestado en contra de la compañía, señalando que es una violación a la libertad de expresión de la mujer. De cualquier manera las cosas parecen estar bien para Briskman, quien ahora busca un nuevo trabajo, al tiempo que existe una campaña de crowdfunding para resarcirla.

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados