Ley en Colombia permite trabajar bajos los efectos del alcohol y otras drogas

La relación entre trabajo y consumo de sustancias como el alcohol y otras drogas es ahora impensable, por más que hasta hace algunas décadas fuera usual o al menos tolerada. Periodistas y publicistas bebían alcohol en horas de trabajo, y lo mismo podría decirse de abogados, profesores y quizá alguna otra labor que, como la medicina, podrían exigir mayor lucidez.

Nuestro tiempo, sin embargo, es un tanto más exigente a ese respecto, y escudados en la sanidad y la transparencia se exige que tanto las personas como los ambientes estén exentos de toda posible perturbación.

No obstante, en Colombia esto podría empezar a cambiar, luego de que la Corte Constitucional del país aprobó un amparo mediante el cual un trabajador podría realizar sus tareas bajo los efectos del alcohol u otras sustancias siempre y cuando su rutina y sus labores no se vean entorpecidas.

La polémica decisión deriva de un recurso de inconstitucionalidad que, en 2016, presentaron contra un artículo del Código del Trabajo del país un par de estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad Uniciencia de Bucaramanga. En ese artículo se prohibía a un individuo “presentarse al trabajo en estado de embriaguez o bajo la influencia de narcóticos o drogas enervantes”, lo cual, según los estudiantes, violaba, por un lado, el derecho a la igualdad general protegida por el Estado y, por el otro, la igualdad de oportunidades para todos los trabajadores, ambas garantías consagradas en la Constitución de Colombia.

La Corte atrajo el recurso y sentenció que, en tanto el consumo de dichas sustancias no afecte el desempeño laboral del trabajador ni ponga en riesgo a terceros, el trabajador no puede ser sancionado por el mismo.

Por supuesto la decisión de los jueces ha generado polémica, a medio camino entre la moralidad pública y la discusión legal, e igualmente pone de manifiesto una vieja discusión sobre los alcances de las adicciones y la posibilidad de que ciertas personas sean funcionales gracias al consumo de ciertas sustancias. Cuando es el caso, ¿a ellas se les debería juzgar con el mismo rasero que a todos los demás? 

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados