El hijo de Bob Marley transforma antigua prisión de California en una gigantesca granja de marihuana

Un poético movimiento de judo es el que recién aplicó Damian Marley al transformar una excárcel del sistema penitenciario de California en una gigantesca granja de marihuana. El lugar servirá para abastecer de marihuana medicinal a múltiples dispensarios de la región y, además, promete ser un negocio multimillonario que generará más de cien empleos. 

Mucha gente se ha sacrificado tanto por la hierba durante estos años, muchos de ellos terminaron encerrados. Si esta aventura le ayuda a personas y es utilizada con fines medicinales e inspira a la gente, entonces será un éxito.

Al parecer Demian Marley y sus socios de Ocean Grown Extracts se preparan para lo que podría ser una próxima fiebre verde en California ya que en Noviembre se votará la propuesta 64 que, de aprobarse, que es lo más probable a juzgar por las encuestas, legalizaría el consumo recreativo de marihuana entre adultos. Además del gigante de la costa oeste, otros siete estados decidirán en las urnas la misma posibilidad: Arizona, Maine, Massachussetts y Nevada, también para uso recreativo, mientras que Arkansas, Florida y Columbia estarían dando el primer paso, es decir legalizar la marihuana de uso medicinal. 

Probablemente el gran Bob Marley estaría orgulloso de que su hijo participe activamente en la revolución canábica que está ocurriendo en Estados Unidos. Y si bien lo hace como un negocio, y uno potencialmente jugoso, también hay que rescatar que tiene algo de mérito, al menos en plano simbólico, el adquirir una exprisión, en la cual seguramente estuvieron encerrados consumidores de marihuana, para cultivar cepas de primera calidad de esta planta.  

Imagen: B+ / Billboard Magazine

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados