Animalia en Nueva York: una nueva edición del bestiario fantástico de Rafael Toriz se presenta en la Gran Manzana

El escritor veracruzano Rafel Toriz, colaborador de distintos medios, entre ellos Pijama Surf, y ganador del Premio Nacional de Ensayo Alfonso Reyes 2012, presenta su libro Animalia en la ciudad de Nueva York. Animalia es el libro que escribió precozmente Toriz en 2004 y que ahora ha reeditado en una nueva versión con excelsas ilustraciones de Edgar Cano. Ahí Toriz dejó un refulgente testimonio de una ebriedad fantástica en contacto con los seres esenciales de la imaginaria mexicana.

La obra, junto con una exposición litográfica, fue presentada durante el mes de abril en el Centro Cultural Borges de Buenos Aires, y llega ahora el libro al corazón del SoHo en la bella edición preparada por la editorial Vanilla Planifolia, especializada en literaturas excéntricas y libros de arte. La presentación contará con los comentarios de los escritores Rodrigo Márquez Tizano, Naief Yehya y el autor. El evento tendrá lugar el próximo viernes 15 de mayo a las 18 horas en la librería McNally Jackson (52 Prince St.).

La próxima parada de la expo-presentación será el 20 de mayo en la galería de Arte Contemporáneo Ramón Alva de la Canal en Xalapa, Veracruz, para continuar en la ciudad de Puebla y en Distrito Federal durante el mes de junio.

Tenemos también, cortesía del autor, un fragmento de este texto alucinante en el que se disuelven las fronteras entre el mito, la zoología y la poesía:

JAGUAR
 
Cuentan los naturistas –pero Plinio sabe más-- que de todos los felinos posibles, el único que le queda grande su gabán es el jaguar. Su piel es infinita pero su esqueleto es un hechizo de huesos de ocelote, lince, tigre y leopardo. De allí su robusta perspectiva.

El jaguar al poseer la fuerza de todos sus agnados y ser un vestigio de escritura, es el dios del universo. El jaguar, en su perfección, da luz a las estrellas de la jungla de la noche.

Pueblos muy antiguos, perdidos en el tiempo, viajaron sobre su lomo para cruzar de madrugada los países de los muertos. El jaguar era también el destructor de cosmogonías, el fulgor de la mañana y el más oscuro de los soles. Se sabe por escrito que un día volverá para beberse nuestra sangre y fundar un nuevo hombre con los cuerpos corrompidos.

Pese a lo que se piensa, el jaguar es un animal múltiple y preciso. Si se le mira con sigilo, justo antes de atacar, es posible distinguir el contorno de su ausencia, su tiniebla inmaculada: aparece la pantera.

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados