¿Los estados generados por drogas, alcohol y sexo están sólo en la mente? (Sobre la hipnosis y los estados alterados)

En un nivel muy básico, todos los estados de la conciencia tienen lugar precisamente en la conciencia: la vigilia, el sueño, así como la ebriedad y los "estados alterados" solamente son posibles mediante el complejo código de nuestra percepción.

¿Pero qué pasaría si esta percepción pudiera hackearse, pudiera decodificarse y utilizarse para experimentar estados eufóricos o de gran exaltación sin los perjudiciales efectos secundarios y adictivos que pueden tener algunas sustancias químicas?

El hipnotista Albert Nerenberg (llamado Neuron sobre el escenario) revive un antiguo truco de hipnosis que consiste en hacer que un grupo de voluntarios se comporte como si estuvieran ebrios, o que experimenten alucinaciones y estados alterados bajo el influjo de drogas mentales...

"No estoy hablando de sutiles subidones de conciencia", afirma Neuron. "La gente describe estas experiencias como totalmente reales, y vemos los efectos secundarios físicamente. Ritmo cardiaco acelerado, dilatación de pupilas, alucinaciones profundas. La única diferencia es que pueden volver a estar sobrios en segundos".

Las implicaciones de algo así tienen el potencial de crear una industria de "drogas descafeinadas", que si se toma en serio podría desactivar la guerra contra las drogas y crear exóticas nuevas sustancias (mentales) de diseñador, como una que produzca hilaridad frente a declaraciones serias, o que te haga imaginar que toda la gente está desnuda (como ocurre efectivamente en el video).

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados