Perra regresa de la guerra con trastorno de estrés post-traumático

Gina era una juguetona perra pastor alemán cuando fue a Irak entrenada a dtectar bombas con el olfato. Parte de su trabajo era ir en búsqueda de explosivos y en el transcurso presenció todo tipo de explosiones. Regresó a Colorado apanicada, se rehusbaa a entrar a cualquier edificio, cuando en contacto con personas huía o se arrumbaba contra la esquina de una habitación.

Un veterinario militar la diagnosticó con trastorno de estrés post-traumático, una condición que también puede afectar a los perros como lo hace a los humanos.

Ahora Gina se encuentra en psicoterapia para salir de los abismos aislantes que implantan la guerra en los seres vivos. Algunas personas se preguntan si se podría utilizar el MDMA, el éxtasis, para combatir este trastorno, una sustancia que ha probado ser muy efectiva con soldados que reciben tratamiento. Aunque es un poco excesivo afirmar que los perros podrían recibir estos beneficios y asimilar los efectos de una droga psicoactiva.

© 2017 - pijamasurf.com Todos los derechos reservados