*

X
Estas 10 series crearon una obsesión entre los usuarios de Netflix

Netflix se ha convertido en la segunda compañía de medios más valiosa del mundo después de Disney (claro, si no contamos a Google y a Facebook como medios), dando un claro golpe a la TV tradicional. Gran parte del éxito de Netflix se debe a lo que en inglés se llama "binge-watching", sesiones maratónicas en las que los usuarios, picados por una serie, ven todos los episodios en un corto período de tiempo. Netflix define "binge-watching" como acabar una temporada en 1 semana. Datos de Netflix muestran que el 90% de los usuarios ha tenido al menos uno de estos episodios cuasi obsesivos.

Esto es algo que obviamente no era posible con la TV tradicional. El usuario actual quiere elegir el contenido que ve y decidir a qué hora lo ve y sin anuncios.

Netflix ha publicado un comunicado en el que ofrece cifras sobre el comportamiento de sus usuarios y revela las primeras series, ya no "vintage", sino "binge". Estas fueron las series de primera generación de Netflix que cautivaron al público y crearon este fenómeno:

1. Breaking Bad
2. Orange is the New Black
3. The Walking Dead
4. Stranger Things
5. Narcos
6. House of Cards
7. Prison Break
8. 13 Reasons Why
9. Grey’s Anatomy
10. American Horror Story

Las letras de Beyoncé, Lady Gaga, Katy Perry, Justin Timberlake y demás no se caracterizan exactamente por su gran cultura o inteligencia

Andrew Powell-Morse del SeatSmart Blog estudió las letras de las canciones más populares de los últimos años, basándose en un índice de readability o análisis del lenguaje con el que se mide el nivel de lectura en las escuelas de Estados Unidos. Esto es, en otras palabras, la complejidad de un texto. Notablemente, muchas de las canciones más populares tienen un nivel de primero o segundo de primaria: niños de seis o siete años podrían comprenderlas sin problemas (las canciones de Beyoncé, por ejemplo, son comprensible paras niños de segundo grado y las de Kesha para alumnos de primero). Hay que decir que, estrictamente, lo que se mide es la riqueza o pobreza del vocabulario y no como tal inteligencia, pero Powell-Morse considera que existe una correlación entre el uso del lenguaje en su variabilidad con la inteligencia, si no de los autores, sí ciertamente del público que se expone a estas letras. Powell-Morse eligió canciones que habían pasado por lo menos tres semanas como número uno en los Billboard charts en los géneros de Pop, Country, Rock y Hip Hop. Este es el promedio de nivel escolar por canción en relación al sexo del artista.

Por género estos son los resultados, donde el Hip Hop tiene las letras más pobre lingüísticamente (para mala fortuna del Hip Hop no hay mucho reggeaton en inglés, así que se llevó el lugar más abyecto en el ranking).

 

Country: 3.3
Pop: 2.9 (empate)
Rock: 2.9 (empate)
R&B/Hip Hop: 2.6

Notablemente, el nivel de las letras ha bajado en los últimos años.

Entre los artistas con puntajes más bajos o canciones con letras más pobres, están Beyoncé, Lady Gaga y Kesha y Ozzie Osborne. Aquí toda una serie de jugosos datos. 

Hay muchas más gráficas interesantes aquí