*

X

Estas son las 3 cosas esenciales que necesitas para desarrollar disciplina a la japonesa

Buena Vida

Por: pijamasurf - 12/07/2017

Los japoneses se destacan por su disciplina: estos son sus principios rectores

Según el popular conferencista Yoyoi Kenji, lo que distingue a los japoneses, más que la creatividad o el talento, es la disciplina. Por ejemplo, los japoneses son dueños de muchas de las compañías de tecnología más importes del mundo, pero ellos no han inventado los productos que venden: ni las televisiones, ni los automóviles, ni los teléfonos ni nada de esto. Pero por su disciplina logran establecer compañías sumamente sólidas y rentables. La forma en la que se recuperaron después de la Segunda Guerra Mundial ha sido inspiración para muchos emprendedores en todo el mundo. Además de de que históricamente cuentan con ejemplos de disciplina radical como los monjes zen, los ninjas y lo samurai. 

Los japoneses, dice, son sumamente pragmáticos, creen que la disciplina incluso supera a la inteligencia. Porque una persona capaz de aplicar sostenidamente su voluntad a una tarea puede desarrollar cualquier cosa y afianzar todo el talento que tiene,

Kenji explica que la disciplina se desarrolla a través de tres características básicas: "la organización, la limpieza y la puntualidad". La organización es obviamente una forma de ahorra tiempo y hacerse más eficientes "En la primera, por ejemplo, los japoneses bautizan lugares de la casa para encontrar todo: llaves, zapatos, camisas etc. De esta manera todo está en orden." La limpieza y el orden son tanto externos como internos, los japoneses creen que un espacio sucio y desordenado afecta la mente de manera negativa. "Luego está la limpieza: sacar de la casa eso que no necesitamos y retirar del clóset la ropa que no usamos hace seis meses es clave".  Esto literalmente nos da espacio para ser y pensar. "Y por último, está la puntualidad con el tiempo con los horarios y citas. Al unir estos tres factores nace la disciplina". La puntualidad también tiene que ver con cumplir con nosotros mismos las cosas que nos decimos vamos a hacer para desarrollar hábitos positivos y no debilitar la propia voluntad. 

Una cosa importante que Kenji nota es que, las personas Latinoamérica no suelen valorar la disciplina, creen que el talento es lo más importante. En este sentido la perspectiva de Yoyoi Kenji es privilegiada ya que él es colombiano-japonés por lo cual conoce bien ambas culturas. Sí bien considera que los latinos tienen mucho talento, cree que una de las razones que detienen el desarrollo, particularmente el económico, de estos países es la falta de disciplina. A lo que que quizás hay que añadir que la disciplina suele ir ligada de la moralidad y la integridad -algo de lo cual muchos de estos países carecen, al menos entre sus líderes. 

 

Sobre cómo tener menos cosas en casa mejora tu pensamiento

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 12/07/2017

Entre los beneficios de poseer menos bienes materiales está la reducción de los niveles de cortisol

Hay ocasiones en que la vida nos obliga a aprender a desapegarnos de los bienes materiales. A veces sucede mediante mudanzas hacia otro país, catástrofes naturales o grandes rupturas maritales; pero en otras, al buscar una manera de hallar un mayor bienestar general, se decide adentrarse en un mundo minimalista dentro del hogar.

Entre los beneficios de poseer menos bienes materiales está la reducción de los niveles de cortisol. Esto ha sido comprobado en un estudio de UCLA, en Estados Unidos, en donde se descubrió que el cerebro que se enfrenta a una sobreestimulación visual debido al exceso de objetos en el hogar, suele sobrecargar los corpúsculos sensoriales y en consecuencia causar una constante sensación de estrés. En los resultados de otra investigación, liderada por el Princeton University Neuroscience Institute, se explica que un campo visual con múltiples estímulos limita la habilidad de procesar la información e incrementa la posibilidad de distracción. En otras palabras, el estilo de vida de mayor orden en el hogar permite un mayor orden en otros procesos personales, como la toma de decisiones en torno a relaciones, actividades o carrera. Es decir, un hogar minimalista –e incluso el proceso de convertirlo en uno– nos ayuda a ser más críticos a la hora de tener que elegir qué tipo de trabajos aceptamos, qué tipo de relaciones queremos gozar, o qué camino profesional seguir a corto, mediano y largo plazo.

Sin embargo, ¿cómo llevar a cabo un estilo de vida con menor cantidad de bienes materiales? Según la gurú japonesa Marie Kondo, hay cinco maneras o pasos a realizar para limpiar el exceso en el hogar:

– Visualizar un compromiso con el desapego. Como si se tratase de un vínculo amoroso que requiere un trabajo y constancia a lo largo del tiempo, el desapego necesita un compromiso durante el resto de la vida.

– Imaginar un estilo de vida ideal. Imaginar desde el tipo de casa en que se desea habitar hasta la manera en que se desea vivir, facilitará el proceso para un estilo de vida minimalista. Se trata de un momento de adaptación.

– Empezar a planificar hacia dónde se enviarán los objetos de los que te desharás. Antes de ir directamente hacia los botes de la basura o comprar cajas de cartón para guardar los objetos, considera si algunas de las cosas pueden donarse, regalarse o reciclarse.

– Liberar espacio por categoría, no por ubicación. Recolectar aquellos objetos en el hogar en función de su categoría, como libros y zapatos, ayudará a tomar mayor conciencia en torno a lo que se posee. Esto, de manera inmediata, brinda un mayor sentido de control y autodominio.

– Identificar lo que se queda y lo que se va. El principal filtro es escoger aquello que brinde una oleada de alegría en el instante en que se vea; de lo contrario, lo mejor es dejarlo ir.

Empezar a desapegarse permite observar de manera más objetiva las necesidades: ¿qué es lo que realmente necesito en mi vida?, aquello que necesito, ¿realmente me brinda felicidad y plenitud?, ¿estoy en el lugar adecuado y necesario para mi crecimiento y mejoría? Estas son, en general, cuestiones que brindan analógicamente un sentido de orden y alivio.