*

X

Estos son los rasgos de personalidad de las personas incultas, según psicólogos

Sociedad

Por: pijamasurf - 11/13/2017

En términos de psicopatología y psicología, la ausencia de cultura general deja entrever rasgos de personalidad que pueden provocar serios problemas sociales

Mientras que algunos dicen que la ignorancia se traduce en felicidad, otros aseguran que la cultura y el conocimiento son lo que se relaciona con la libertad, justicia y equidad. Dentro del modus vivendi en Occidente, es curioso que los países con un gran índice de lectura y educación académica posean un alto grado de justicia legal, seguridad social y potencia económica, y aquellos con bajos índices, resienten lo contrario en términos legales, sociales y económico-financieros.

En términos de psicopatología y psicología, la ausencia de cultura general deja entrever rasgos de personalidad que, llevados hacia la intolerancia y la rabia, pueden provocar serios problemas sociales –por ejemplo, estereotipos, discriminación, inseguridad, etc. Algunos de estos rasgos son los siguientes:

– Predomina un concepto mercantilista en su modus vivendi

El conocimiento sólo posee un valor si trae consigo un beneficio monetario o social, de modo que la educación se convierte tan sólo en un medio para ganar dinero y no en un proceso de enriquecimiento para promover un cambio intra e interpersonal. Como consecuencia, desprecian las áreas asociadas con la pérdida del tiempo y de dinero –las bellas artes, como ejemplo más directo.

– Suelen burlarse de la curiosidad de los que buscan una respuesta en la cultura

Ante la incompatibilidad de premisas, las personas incultas suelen criticar y burlarse de aquellas que invierten tiempo en lecturas, carreras universitarias enfocadas en el arte (filosofía y letras, actuación, danza, fotografía, etc.), presentaciones culturales, en el conocimiento de palabras técnicas o específicas, el descubrimiento de otras culturas e incluso en un aspecto físico que exalte las creencias personales, entre otros.

– No tienen iniciativa para el cambio social (e incluso, en ocasiones, provocan un estancamiento frente a las evoluciones)

Son personas que pretenden aprender y hacer lo justo y necesario que se les exige, imposibilitando en ocasiones el desarrollo de nuevos patrones, ideas o creencias para un bienestar global. Inclusive hay ocasiones en que hacen uso de la violencia verbal, psicológica o física para reducir la posibilidad del cambio.

– Se frustran y se enfadan si son corregidas

En muchas ocasiones las personas con conocimientos culturales limitados llegan a interpretar las correcciones como ataques de los demás. Es decir que al experimentar la disonancia cognitiva, sintiéndose humillados o burlados, reaccionan mediante el uso de la frustración o la violencia.

– Caen fácilmente en creencias estereotipadas

La ignorancia facilita el establecimiento de los estereotipos, impidiendo el nacimiento de nuevas conexiones neuronales y, por lo tanto, de la expansión del conocimiento, la empatía y la trascendencia.

Cuando se necesita explicar la muerte a un pequeño, es recomendable contemplar múltiples factores

Además de ser una fecha importante en la cultura mexicana, el Día de Muertos pretende ser un acercamiento más libre hacia la muerte. Como si, mediante los recursos del jolgorio y la ironía, el miedo a la muerte se desvaneciera y la noción de la pérdida se convirtiesen en sinónimo de una extensión de la vida cotidiana.

Sin embargo, cuando la muerte visita de pronto, las palabras se nos van de los labios y el suelo de la realidad se pierde en la mente de los niños. Por ello, cuando se necesita explicar la muerte a un pequeño, es recomendable contemplar múltiples factores, por ejemplo, el contacto previo con mascotas o algún personaje favorito fallecidos, la edad física y madurez emocional, entre otros.

De acuerdo con la Unidad de Trauma, Crisis y Conflictos de Barcelona (UTCCB), cuando un adulto y un niño comparten sus experiencias en torno a la muerte, suelen encontrarse mejor preparados para enfrentar el deceso de una persona querida. El simple hecho de expresar lo que se piensa y siente, no sólo fortalece el ambiente de comunicación; también brinda una guía para elaborar el duelo. Por ello, la UTCCB hace las siguientes recomendaciones:

– Son los padres los que necesitan transmitir la muerte de un ser querido a los hijos –o al menos un adulto mayor con un vínculo afectivo con el niño.

– A la hora de transmitir el fallecimiento de un ser querido, hay que elegir un lugar tranquilo, conocido, acogedor y seguro para el niño.

– Utilizar un lenguaje adecuado según la edad del niño, así como un tono suave, calmado e incluso cariñoso, de modo que la actitud necesita ser cercana y respetuosa.

– Evitar que cunda el pánico cuando se utiliza la palabra “muerto” o “fallecido”. Lo ideal es explicar que ha sucedido un evento muy triste, que la persona ha fallecido y que ello ha ocurrido de cierta manera.

– Permitir que el niño pueda hacer preguntas o tome su tiempo para expresar lo que siente. Ante las preguntas, lo ideal es responder sincera y honestamente, usando términos claros que puedan brindar información fácil de asimilar.

– Comprender que los niños pueden llegar a sentir miedo de abandono, desamparo e incluso miedo de su propia mortalidad (o la de un ser querido), por lo que pueden estar los siguientes días de mal humor, con problemas para dormir, o perder el interés en su día a día. En este caso, lo ideal es dejar en claro la posibilidad de expresar los sentimientos de tristeza y llanto, permitiendo ser a ambos lados ser sinceros respecto al fallecimiento de alguien querido.

– Reasegurar que, en la medida de lo posible, todo volverá a la normalidad.

En caso de que los niños y adolescentes estén mostrando actitudes de autoagresión, depresivas o incluso problemáticas durante más tiempo de los meses necesarios para el duelo, es indispensable asistir con un especialista en psicología.