*

X

Ve cómo esta genial y adorable niña rusa de 4 años habla 7 idiomas como si nada (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/09/2017

La pequeña savant Bella Devyatkina demuestra su habilidad para hablar y leer en árabe, español, chino, inglés, alemán, francés y, por supuesto, ruso

Bella Devyatkina es una niña que saltó a la fama en el 2016 cuando tenía 4 años y apareció en un programa de TV ruso sobre personas increíbles, en el que mostró sus asombrosas habilidades lingüísticas. Ya en ese entonces Bella hablaba siete idiomas: árabe, español, chino, inglés, alemán, francés y, por supuesto, ruso.

Su madre, Yulia, es lingüista, y obviamente, ha estimulado tempranamente a Bella. Le enseñó primero ruso e inglés, alternando un día y un día. A los 10 meses, añadió francés. Antes de cumplir 3 años Bella empezó a aprender chino, especialmente viendo caricaturas chinas. Luego comenzó a tomar clases de español y alemán, las cuales acompaña con clases de danza con una profesora que habla español y clases de alemán con una maestra que habla alemán. A esto se agrega el árabe. Y Bella no sólo habla, sino que también lee en estos siete idiomas:

La mamá de Bella dice que ella sabe lo mismo que un niño común de 4 años pero lo sabe en siete idiomas, esa es la pequeña diferencia. Se cree que Bella puede entrar dentro de la clasificación de "savant", aquellas personas con capacidades de memoria y cognición sobresalientes. Evidentemente también es notable la facilidad que tienen los niños en general para aprender idiomas, algo que en una buena educación no debería pasar desapercibido.

Gun Nation: Estados Unidos y su relación de amor fatal con las armas (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 10/09/2017

Más de 500 mil personas han muerto desde el 2000 por incidentes con armas de fuego en Estados Unidos; un tiroteo masivo ocurre casi cada día y los estadounidenses aún se aferran a su derecho a tener armas

Como sucede con cada tiroteo masivo en Estados Unidos, se vuelve a debatir el papel que juega en estas tragedias el hecho de que sea tan fácil conseguir armas en la gran mayoría de los estados de este país, incluso armas automáticas de alto calibre, como ocurrió hace unos días con el asesino de Las Vegas -autor de la matanza más sangrienta en la historia de EEUU. De manera sorprendente, algunas personas aún alegan que este fácil acceso a las armas no es el problema. Evidentemente Estados Unidos tiene una compleja relación con las armas y un poderoso lobby a favor de éstas, liderado por la National Rifle Association y su importante injerencia entre los políticos conservadores.

Este interactivo de The Guardian muestra de manera impresionante, en una sola gráfica, cómo en mil 735 días han ocurrido mil 516 tiroteos masivos, casi uno por día -un tiroteo masivo es definido como un tiroteo en el que cuatro o más personas resultan heridas por disparos. Los estadounidenses tienen más de 265 millones de armas, esto es, más de una por adulto. 

El siguiente documental, también realizado por el sitio británico The Guardian y el fotógrafo Zed Nelson, autor del libro Gun Nation (que hace 17 años llamó la atención por mostrar una serie de imágenes de estadounidenses con sus armas y sus familias), explora este letal embrollo de amor y violencia en el corazón de EEU. Nelson revisita a las personas que aparecieron en su libro con sus queridas armas y los entrevista para conocer los motivos por los cuales están aferrados a éstas. En los 18 años que han pasado desde la publicación de este libro, más de medio millón de personas ha muerto en Estados Unidos en sucesos donde han estado involucradas armas de fuego, y aun así hay una feroz resistencia a las leyes de control de armas.

Algunos estadounidenses, en vez de ver que tener armas cerca de niños es peligroso, las ven como protectoras, como señales del poder y libertad que tienen. Notablemente, algunos estadounidenses creen que si el gobierno fuera a exigirles que devolvieran sus armas, ése sería el final del país, ya que no están dispuestos a entregarlas. El arma, la escopeta, la pistola, se han convertido en un emblema nacional, en algo profundamente arraigado en la psique de una nación que ama el poder que tiene y a la vez siente una permanente amenaza, una persecución -real o imaginaria- como la escena prototípica del cine de Hollywood en la actualidad -la persecución como estado mental, entre el heroísmo individualista y la paranoia colectiva.