*

X

La edición 14 del festiva MUTEK MX se llevará a cabo del 22 al 26 de noviembre

Arte

Por: pijamasurf - 10/16/2017

MUTEK México reagenda sus fechas para el 22 y 26 de noviembre del 2017 en la Ciudad de México; se suman nuevos artistas además

Para su edición 14, el festival MUTEK México, tiene un programa que conjuga a artistas legendarios de la electrónica mundial con innovadores proyectos de arte y cultura digital, confirmando por qué es el festival más esperado de la Ciudad de México entre los amantes de la música electrónica y las expresiones de vanguardia.

Debido a los sucesos del pasado 19 de septiembre y los daños producidos por el sismo, el festival ha cambiado sus fecha para el 22-26 de noviembre del 2017. Haciendo un gran esfuerzo, MUTEK ha logrado mantener el núcleo principal del line-up de artistas  y a la vez añadido nuevos artistas, en lo que seguramente será un merecido festejo para la dolida Ciudad de México.Los nuevos artistas  que se incorporan son Nina Kraviz, Dark Sky, Tim Hecker y Would & Push 1. Además MUTEK anunció que donará el 30% de los Pasaportes y Abonos Nocturnos vendidos hasta el viernes 20 de octubre a la iniciativa civil @BioreconstruyeMX.

En cuanto a las locaciones, el programa A/Visions 1 (martes 21 función previa, miércoles 22 y jueves 23 boletos individuales) se desarrollará normalmente en el Papalote Museo del Niño; el programa Nocturno (viernes 24 y sábado 25 de noviembre) seguirá teniendo como sede la histórica fábrica de acero, donde se desplegarán 3 escenarios y diversas instalaciones/experiencias; y la Clausura (domingo 26) se mantiene en el Museo Tamayo. Por motivos de la re-configuración únicamente quedan por confirmar los lugares donde se desarrollarán A/Visions 2 (miércoles 22) y el programa Apertura, re-bautizado Ambience (jueves 23)

Este año lo más esperado seguramente tiene que ver con la presencia de Squarepusher, The Orb, Alva Noto, y Telefon Tel Aviv artistas consolidados, algunos por décadas, entre lo más alto y refinado de la música electrónica, el ambient, el IDM, el dub y lo inclasificable. Squarepusher, un freak del ambient y del sonido industrial es, después de Aphex Twin, quizás el más grande referente de un peculiar sonido ligado al acid-techno, al ambient y al drum & bass con un particular estilo experimental que oscila entre lo más bizarro, lo celestial y lo inaudito. The Orb particularmente es un clásico y tendremos en MUTEK un set también del enorme Thomas Fehlmann, miembro de esta pionera agrupación que es uno de esos proyectos que rompen géneros y abre nuevos senderos. Hay que mencionar a uno de los proyectos que no han sonado tanto pero que sabemos que será disfrutado enormemente por los que gustan de dejarse ir armónicamente en el dancefloor: Kettenkarussell, el ensamble de la disquera alemana Giegling, quienes anteriormente han creado una suave furor en sus presentaciones en el festival Comunité en Tulum. 

Los artistas que no se presentarán debido a compromisos previos son:  Rodhad, DJ Tennis, Aurora Halal, Babyfather, Sarah Davachi, Daniel Arp, Palmbomen, Herman Kolgen, Patten,  NSDOS, Visions of Lizard y Soul Engine. 

 

Si quieres conocer más, visita el  sitio de MUTEK MX en este enlace.

¿Los hombres griegos eran todos bisexuales? Investigación explica cómo era el sexo en la antigua Grecia

Arte

Por: pijamasurf - 10/16/2017

La relación más celebrada era la de un hombre mayor que seducía a un joven adolescente y se lo llevaba al bosque

La antigua Grecia es en gran medida la madre cultural de Occidente, pero aunque nos hemos alimentado de su filosofía y su amor al arte y a la belleza, su sexualidad nos parece un poco extraña e incluso nos escandaliza en ocasiones, pese a que estamos hablando de conductas sexuales de hace alrededor de 2 mil 500 años, aparentemente entre hombres de la más alta refinación intelectual. En otras palabras, los griegos son una combinación de lo que asociamos con lo más civilizado y a la vez con una veta salvaje, orgiástica, anormal (según nuestra norma arbitraria) y que preferimos ignorar.

Hace un par de años, una investigación para una exhibición en el British Museum exploró el ideal de la belleza y el erotismo en la antigua Grecia. Estudiando esta exhibición, y a partir de su propia investigación, James Robson deriva algunos puntos interesantes sobre cómo era la sexualidad en Grecia.

Algo que parece cierto es que los hombres de la antigua Grecia se sentían atraídos por los dos sexos. Pero no se trataba de relaciones homosexuales de pareja entre personas más o menos iguales como las conocemos actualmente, sino que generalmente eran hombres mayores con hombres adolescentes -siendo el hombre adolescente, el Adonis, el ideal de la belleza.

Los hombres también tenían sexo frecuentemente con prostitutas, las cuales eran fáciles de conseguir en Atenas. Los hombres se casaban después de los 30 y comúnmente dormían en dormitorios separados de sus esposas. En el caso de las relaciones entre el mismo sexo aparecía el cortejo, algo que no era frecuente en los matrimonios, los cuales generalmente eran arreglados por el padre de la novia. Típicamente, en Atenas, una mujer se casaba a los 16 años con un hombre de dos veces su edad. La noche de la boda, sin embargo, sí era una noche importante, llena de motivos eróticos. La mujer se vestía con joyas y era llevada por su esposo a la cámara nupcial -en el arte clásico vemos a Eros volando cerca de ellos.

El ideal de belleza del joven mancebo es representado en el arte, y generalmente se consideraba que su belleza empezaba a perderse cuando le crecía pelo facial y corporal. Igualmente esto podría tener que ver con la representación de estatuas con penes pequeños, que eran considerados más atractivos, al menos dentro de la estética clásica. Un caso famoso es el de Cármides, un joven muchacho altamente popular, el cual, según cuenta Platón en el diálogo del mismo nombre, excita de manera notable a Sócrates.

Los griegos gustaban de banquetes o simposios en los que se reunían sólo hombres a beber vino que era servido por esclavos. Ocasionalmente participaban prostitutas para entretener estas veladas, altamente cargadas sexualmente, en las que fundamentalmente coqueteaban los hombres mayores con los jóvenes.

Evidentemente, no se puede generalizar y decir que todos los hombres griegos eran bisexuales, pero estudiando la literatura y el arte de la antigua Grecia, se puede decir claramente que la bisexualidad era bien vista e incluso inspiraba sentimientos de alto vuelo estético -el amor entre un hombre maduro y un joven mancebo era lo más cercano al romanticismo y a la pasión erótica moderna aunque, claramente, no idéntico. El escenario de estos amores solía ser los bosques alejados de la ciudad, o las periferias. Existían también relaciones entre hombres y mujeres idealizadas y la belleza de las mujeres también era exaltada; para esto basta leer la Ilíada, la historia del rapto de la mujer más bella del mundo, Elena de Troya. Un rasgo notable es que la belleza física era sobre todo apreciada en el cuerpo, en los cuerpos varoniles de los jóvenes, héroes y atletas, más que en los rostros.