*

X

El antes y después: impactantes imágenes de las consecuencias del calentamiento global

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 09/21/2017

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas

Cada día resurge una capa más gruesa de contaminación y desaparece otra más débil de biodiversidad. A los efectos de esta invasión del dióxido de carbono y otros gases invernadero se le llamó calentamiento global, y se ha relacionado con un inevitable aumento de la temperatura mundial, desastres naturales –como incendios forestales, huracanes, tsunamis…–, sequías, deshielo de los polos, pobreza, hambre, guerra por la adquisición de bienes naturales, la extinción de algunas especies tanto vegetales como animales, entre otros.

Frente a las consecuencias ambientales, económicas y sociales asociadas con el calentamiento global se han propuesto medidas de prevención, contención y acción que permitan reducir significativamente estos síntomas. Entre ellas se encuentra no sólo la reeducación ambiental, cuyo objetivo es reducir los niveles de contaminación desde la comodidad del hogar, sino también la toma de conciencia sobre la desaparición de los ecosistemas del planeta. Para empezar la reeducación, es indispensable que las personas estén plenamente conscientes del antes y después del cambio climático. Por esta razón, compartimos una serie de fotografías que evidencien las consecuencias de este malestar ambiental sobre los glaciares, lagos y campos de nieve alterados por los humanos:

El mar Aral en su momento fue el cuarto lago más grande del mundo. Ahora, es un sitio en donde la aridez y la irrigación redujeron al borde de la desaparición a este cuerpo acuífero de Kazakhstan:

La nieve de Sierra Nevada, en California, posee actualmente uno de los niveles más reducidos que se han reportado a lo largo de la historia. Ante años de sequía, el Estado ha decidido realizar restricciones en el uso de agua para regular su consumo, pues los depósitos californianos dependen en el deshielo de esta montaña:

La existencia del lago Mead, en Las Vegas Valley, siempre ha dependido del deshielo de las montañas Rockies; sin embargo, en los últimos años, los niveles de agua han recaído hasta el punto de sequía. Actualmente la región se encuentra en riesgo, pues depende hasta en un 90% del cuerpo acuífero:

El deshielo del glaciar Zachariæ Isstrøm en Groelandia se aceleró desde el 2012, provocando el desprendimiento anual de toneladas de hielo en la zona del Atlántico. Los expertos aseguran que el derretimiento de este glaciar tendrá un impacto tremendo en el aumento de los niveles de los mares:

El sol de la noche: ¿qué es este fenómeno y en dónde puedes verlo?

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 09/21/2017

El mítico sol de noche

Existen registros en la antigua Roma que describían noches con luces que aparecían en el cielo y que permitían ver paisajes y montañas a cientos de kilómetros de distancia, sin haber luces de calle, ni velas, ni Sol, ni Luna, ni estrellas. Se trataba de un sol nocturno.

Ahora, milenios después de investigar sobre ese fenómeno, científicos de la Universidad de York, en Canadá, han descubierto que se trata de una serie de ondas atmosféricas que son capaces de iluminar las noches del planeta. Para Gordon Shepherd y Young-Min Cho, científicos atmosféricos, el sol nocturno comienza con una iluminación derivando a un aire brilloso que existe a kilómetros por encima de la superficie terrestre.

Shepherd y Cho explican que dado que la atmósfera de la Tierra está principalmente compuesta  de moléculas de nitrógeno y oxígeno, las cuales se convierten en un solo átomo de oxígeno, a esas alturas, la luz ultravioleta del Sol separa estos átomos en dos moléculas, provocando que en la noche, sin el brillo solar, se vuelvan a complementar liberando cierta energía conforme se reúnen. Esta energía es visible mediante destellos lumínicos y, conforme la presencia de oxígeno, la luz puede adquirir tonalidades verdes.

Los científicos también explican que los instrumentos tecnológicos disponibles son lo suficientemente sensibles como para detectar la luz; sin embargo, la visión humana sólo puede ver este fenómeno cuando hay un inesperado alineamiento de las ondas en una de las capas de la atmósfera más cercana, que permite amplificar el brillo.

Estas ondas, llamadas “ondas zonales”, se ven fuertemente influenciadas por el clima en la superficie del planeta y suelen viajar por la atmósfera superior. A lo largo de la investigación, los científicos descubrieron que las ondas se vuelven más evidentes en diferentes lugares a lo largo de sus viajes por la Tierra, pero “de vez en cuando se alinean y resultan en un punto específico. Sólo imaginen las ondas en el océano apilándose unas sobre otras. Eso hace una onda más grande”. De modo que conforme se sobreponen de esa manera, la intensidad de la luz se incrementa, al grado de poder verlo sin necesidad de instrumentos. Esa es una posible explicación a los soles nocturnos que relataban los romanos, los cuales solían durar entre 2 y 4 noches.

Desgraciadamente, la contaminación lumínica en nuestras ciudades haría casi imposible observar estos soles nocturnos; no obstante, basta paciencia, suerte y encontrar un lugar especial para ser testigo de este sorprendente fenómeno.