*

X

Donde hay intimidad, hay erotismo: las ilustraciones de esta artista coreana lo demuestran

Arte

Por: pijamasurf - 09/14/2017

El trabajo de esta joven ilustradora es un atisbo a la realidad de la intimidad cotidiana

Encontrar intimidad con otra persona no es una tarea sencilla. Y no es para menos. Sentirse en intimidad con alguien más es, en un sentido simbólico y también muy real, estar al desnudo frente a otro: mostrarnos ante otro como somos en realidad. Y no cualquiera puede hacerlo pero, sobre todo, tampoco puede hacerse frente a cualquiera. Quizá por eso la intimidad se consigue sólo con las personas que amamos y con quienes sentimos que también nos aman.

Esta rara coincidencia ha sido muy bien comprendida en nuestros días por la ilustradora de origen surcoreano que firma como Zipcy.

Zipcy, de 29 años de edad, reside en Seúl y hasta el momento ha dado a conocer su trabajo sobre todo en redes sociales como Instagram y Facebook. Su obra destaca no sólo por el talento con que está realizada, sino sobre todo por las emociones al mismo tiempo impresas y transmitidas, contenidas en la imagen pero suficientemente vivas como para apelar al espectador y conmoverlo.

La intimidad, en este caso, se convierte así en otra cosa: erotismo. Acaso porque cuando ocurre que podemos estar con otra persona sin fingimientos ni máscaras de ningún tipo, el surgimiento de una conexión auténtica es inevitable.

 

Las ilustraciones de William Blake de la 'Divina comedia'

Arte

Por: pijamasurf - 09/14/2017

Las fabulosas ilustraciones del divino William Blake de la obra maestra del más grande poeta italiano

Hacer las ilustraciones de la Divina comedia de Dante fue lo último que realizó el artista visionario inglés William Blake. A los 65 años recibió la comisión de ilustrar la obra del italiano, gracias a la intercesión de John Linnell. Blake murió meses después y no logró concluir del todo el proyecto, pero alcanzó a hacer 102 dibujos en acuarelas. Crítico del materialismo y la industrialización (ese oscuro molino satánico), llevando una vida humilde, murió sin dinero y Linnell pagó su funeral (curiosamente, su muerte ocurrió en el 45 aniversario de su matrimonio).

Blake mismo escribió un libro en el que celebró el matrimonio del cielo y el infierno y su arte e imaginación visionaria, altamente afinados en la percepción de lo divino y lo diabólico, lo hacen sin duda el perfecto ilustrador del clásico católico neoplatónico de Dante.

Tenemos aquí exquisitos dibujos para ilustrar el viaje por los círculos del infierno bajo la guía del admirado poeta Virgilio para el relevo hacia los planos celestes de Beatriz, la mujer de la cual Dante se enamoró religiosamente pese a haberla visto sólo en un par de ocasiones. Eran los tiempos del amor cortés y el amor platónico, que eleva el alma hacia lo divino y que no necesita de una concreción material, solamente de una imagen.

Estas imágenes pueden encontrarse en el libro William Blake's Divine Comedy Illustrations