*

X

Centros de acopio para ayudar a los afectados por el temblor en México

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/09/2017

Una lista de lugares para poder ayudar a los afectados del terremoto del 7 de septiembre

El temblor de la noche del jueves 7 de septiembre ha hecho rememorar a muchos el desastroso seísmo de 1985. Aunque afortunadamente no fue tan cataclísmico, en Oaxaca y en Chiapas hay decenas de muertos y miles de afectados, así que es una buena oportunidad para practicar la compasión y ayudar, pues además es bastante sencillo hacerlo.

Las autoridades sugieren que lleves víveres enlatados, como atún, sardinas, frijoles, sopa, mayonesa, leche en polvo, galletas, café soluble, arroz; también ropa nueva, ropa usada, zapatos, jabón, cepillos de dientes, papel higiénico, toallas sanitarias, detergente, cubetas, escobas, cloro y trapeadores.

Estas son algunas de las direcciones para ir a donar:

CDMX

-A partir de la tarde del viernes 8, en el Zócalo se estableció un centro de acopio para los afectados.

-En el Instituto Nacional de Perinatología, en la colonia Lomas Virreyes.

-Centro de acopio No. 1 Oficinas Centrales DIF Nacional, ubicadas en Avenida Emiliano Zapata No. 340, primer piso, y el No. 2 Almacén General DIF, en Avenida México Coyoacán No. 278, ambas en la colonia Santa Cruz Atoyac, de Benito Juárez.

-Centro de acopio No. 3 Casa Hogar para Niñas “Graciela Zubirán Villarreal”; se localiza en Avenida Insurgentes Sur No. 3700 A, colonia Cuicuilco, en Coyoacán.

-UNAM:  Estado Olímpico Universitario, junto a las astas banderas, donde se podrá recibir la ayuda desde las 9:00 y hasta las 17:00 horas.

-Tienda Forever Vegano: Alejandro Dumas 16, colonia Polanco y Guanajuato 54, colonia Roma.

-Cruz Roja Ejército Nacional.

 

Oaxaca

 

 

Chiapas:

 
 

El hombre que prefirió la cárcel a la vida monástica

Sociedad

Por: PijamaSurf - 09/09/2017

La vida moderna nunca nos prepara para adoptar otros estilos de vida más rigurosos, como en el caso de este criminal italiano.

Por segunda ocasión, David Catalano, de 31 años decidió huir. A tan sólo seis semanas de su último escape, el criminal italiano no soportó un segundo más de su vida junto a los monjes capuchinos en el monasterio de Santa Maria Degli Angeli ubicado en la isla de Sicilia.

Los agentes que lo recibieron en la estación de policía a la que fue a entregarse no daban crédito a lo que veían. La dura, sencilla y disciplinada vida del monasterio fue demasiado para aquel hombre que rogó por que lo regresaran a una cárcel regular.

La comunidad monástica ha acogido durante los pasados doce años a alrededor de 60 prisioneros que aceptan pasar los últimos años de sus condenas junto a ellos, dedicados a ejercicios de oración. Los monjes capuchinos, conocidos así por su característico hábito puntiagudo creen en una vida austera y simple.

Esta orden religiosa se formó en el siglo XVI luego de separarse de los franciscanos; se caracteriza por el rechazo de cualquier posesión o lujo. Para cumplir sus tareas y tener sustento, dependen enteramente de la caridad y no aceptan ni almacenan más comida que la que les permita sostenerse por algunos días.

Parece que algunos simplemente enloquecen al enfrentarse con las jornadas de duro trabajo y frugalidad que impone un estilo de vida religioso como éste. Ningún monje quiso comentar más al respecto.