*

X

Los 25 alimentos más adictivos del mundo, según estudios

Salud

Por: Pijama Surf - 08/27/2017

Sus componentes generan en tu cerebro efectos muy parecidos al de sustancias como la cocaína

Que en las últimas décadas se haya disparado la obesidad en el mundo no es casualidad. Estamos infestados de comida adictiva, y no es exageración: sabemos hoy que la mayor parte de la comida industrializada contiene altos niveles de alguno de los siguientes elementos: azúcar, sodio o grasa.

Los anteriores ingredientes, en altos niveles, producen en el cerebro reacciones de recompensa asociadas a adicciones tales como a la cocaína. Por ello, millones de personas en el mundo, en mancuerna con la sociedad del estrés, desarrollan un desenfrenado deseo de comer; pero no todo es su responsabilidad, ya que está comprobado que estas sustancias, sobre todo en relación con la comida chatarra, hacen a estos alimentos deliciosos y adictivos.

Recientemente un equipo de científicos de la Universidad de Michigan y el New York Obesity Research Center de Mount Sinai-St. Luke’s Hospital (EE.UU.) desarrollaron una lista de los 25 alimentos más adictivos y, desde luego, se trata de opciones de comida chatarra. No resulta extraño que pensemos en estos alimentos con mayor frecuencia que en cualquier otro:

1- La pizza

2- El chocolate (en todas sus variantes)

3- Las patatas fritas

4- Las galletas de chocolate

5- El helado

6- Las patatas fritas cocinadas

7- Las hamburguesas con queso

8- Las bebidas gaseosas

9- Los pasteles

10- Los quesos

11- La panceta (tocino)

12- El pollo frito

13- Bollería industrial

14- Palomitas con mantequilla

15- Los cereales

16- Las golosinas

17- La carne

18- Las magdalenas

19- Los frutos secos

20- Los huevos

21- La pechuga de pollo

22- Los pretzels

23- Las crackers

24- El agua

25- Las barritas energéticas

Entre las conclusiones, la investigación dicta:

El hallazgo de que el procesado era el factor más predictivo para saber si una comida estaría asociada con un comportamiento alimentario similar al adictivo es una evidencia preliminar para estrechar el rango de qué comidas están implicadas en las adicciones.

Leer aumenta la esperanza de vida, confirma nuevo estudio

Salud

Por: PijamaSurf - 08/27/2017

Si bien el análisis sólo muestra una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable

La lectura, se sabe, provee múltiples beneficios para la salud mental y psicoemocional de las personas. Por ejemplo, de acuerdo con el psiquiatra infantil Bruce Perry, la lectura brinda al niño las herramientas para proyectarse hacia un futuro, y una vez que logre contemplar las múltiples posibilidades de un Yo-del-futuro, se facilita contemplar las posibilidades emocionales de un Otro; esto resulta, con práctica y constancia, en empatía y asertividad.

Un reciente estudio, realizado por un equipo de investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Yale, muestra que hay una importante correlación entre una mayor esperanza de vida y una mayor cantidad de lectura. Según la investigación, en la que participaron 3 mil 635 personas mayores de 50 años, tan sólo 3.5 horas de lectura a la semana son suficientes para gozar de “una ventaja de 23 meses más de vida”.

Si bien el análisis sólo indica una asociación entre la lectura de libros, periódicos o revistas y una mayor esperanza de vida (y no una relación de causa y efecto), esto es suficiente para apoyar la idea de que leer mantiene a la mente activa y saludable. En especial cuando se trata de un proceso en el que un libro nos envuelve y absorbe y mantenemos la completa atención en él, pues esto crea un efecto de compromiso cognitivo que resulta en un reprocesamiento lingüístico en diferentes regiones del cerebro. En otras palabras, es posible que la lectura ejerza sobre el cerebro el mismo estímulo y fortaleza que una sesión en el gimnasio tiene sobre el cuerpo.

Los investigadores también sugirieron que la lectura de ficción puede incrementar los sentimientos de empatía, fortaleciendo las conexiones con los vínculos sociales y contribuyendo a redes de apoyo más íntimas y felices –lo cual, a su vez, se relaciona con una mayor esperanza de vida.

Esto sucede, explica Avni Bavishi, una de los investigadores, porque “el efecto de los libros sobre la mente del lector provee un mayor beneficio cognitivo, y entonces aumenta la esperanza de vida”. Ahora el objetivo es descubrir si existe alguna diferencia notable entre los libros de ficción y de no ficción, entre e-books, audiolibros y libros tradicionales impresos en papel. Lo que sí se sabe ahora es que la lectura ayuda a reducir los niveles de estrés, a mantener activas varias regiones del cerebro reduciendo la incidencia de trastornos neurodegenerativos como la demencia, y a proveer herramientas de introspección y empatía. ¿Se necesitan más razones?