*

X

¿Has sufrido de una tristeza después del sexo? Descubre por qué sucede este fenómeno

Salud

Por: PijamaSurf - 08/18/2017

Las personas que sufren de la disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono

De entre los desórdenes y trastornos sexuales menos conocidos en la sexualidad de las personas se encuentra la disforia poscoital: una abrumadora tristeza que congela cada milímetro de la piel después del sexo. Se trata de una experiencia que puede provocar una oleada de culpa, vergüenza e incluso insuficiencia, a la par de sentimientos como ansiedad, agresión, melancolía, frustración.

Las personas que sufren de disforia poscoital reconocen sentir rasgos de vacuidad posterior a un acto sexual (ya sea con una pareja, amigo con derechos o sexo casual), los cuales atribuyen, en la mayoría de las ocasiones, a un miedo al abandono. Sin embargo, ¿qué dicen los expertos al respecto?

Denise Knowles, terapeuta sexual y psicóloga de pareja, explica que la tristeza post sexo es realmente muy común, y no está relacionado con algo siniestro o traumático en las personas. De hecho, tiene que ver con la explosión de hormonas que inundan al cuerpo después del sexo, tales como endorfinas, oxitocina y prolactina:

Tener sexo es un acto altamente íntimo y un orgasmo libera gran cantidad de hormonas que promueven el vínculo afectivo y la sensación de bienestar. Estas hormonas se reducen significativamente después del cenit del orgasmo, y al separarse de la intimidad que lo provocó, surge un sentido de tristeza.

Esto quiere decir que la tristeza poscoital es independiente del placer y gozo que surge durante el acto sexual, lo cual lleva a creer que es una función orgánica que puede influir más o menos en ciertas personas como un síntoma evolutivo. En otras palabras, se trata del impacto que recibe el cuerpo ante la regularización de las hormonas de bienestar, amor y éxtasis a su estado normal, la homeostasis.

No obstante, menciona Knowles, la tristeza o angustia postcoital puede tener un origen emocional, y en ese caso es recomendable explorarlo, pues podría ser el indicativo de un problema más grande:

Si has tenido estos sentimientos a lo largo de la mayoría de los encuentros sexuales, la terapia sexual o psicoterapia pueden ser de ayuda. Podría estar relacionado con un problema en la pareja y no tanto con un problema en relación con la sexualidad.

La juventud actual podría estar disfrutando menos que nunca del sexo

Salud

Por: pijama Surf - 08/18/2017

¿Cuáles son las causas y las potenciales consecuencias de tener generaciones de jóvenes que no disfrutan de su sexualidad?

A pesar de que históricamente se liga a la juventud con el desenfreno sexual, con un álgido mar de cópulas irresponsables, parece que al menos con las actuales generaciones este prejuicio de "los viejos" podría estar muy lejos de la realidad. De hecho, un nuevo estudio de la Universidad de Nueva Brunswick, en Canadá, advierte que más de 3/4 partes de los jóvenes luchan contra algún tipo de problema para ejercer, y sobre todo disfrutar, su sexualidad. 

De acuerdo con la psicóloga Lucia O'Sullivan, quien dio seguimiento durante 2 años a la vida sexual de 400 jóvenes de entre 16 y 21 años, el 79% de los hombres y el 84% de las mujeres reportaron enfrentar algún tipo de problema con su sexualidad, desde disfunción eréctil o poca satisfacción hasta incapacidad de alcanzar el orgasmo o experimentar una libido casi nula.

En declaraciones a The Atlantic, O'Sullivan advierte:

Tenemos esta idea de que la vida sexual de los jóvenes, particularmente al principio, es divertida, placentera y muy hedonista. Pero lo que comprobamos al estar monitoreándolos es que muchos jóvenes están teniendo dificultades sexuales. 

La psicóloga hace un llamado a la educación sexual, a la cultura que se imparte a los jóvenes, que generalmente está orientada a prevenir riesgos pero casi nunca a invitarlos a disfrutar de la vida sexual, considerando que este es un factor para alcanzar un desarrollo físico y psicológico pleno. Además, llama a analizar los efectos de la pornografía abierta, la hiperaccesibilidad al porno, para entender cuál podría ser el efecto de ello sobre la vida sexual de los jóvenes, cuyo mapa de referencias presumiblemente depende en buena medida de las pautas que marca el porno y que, como sabemos, están en muchos sentidos muy alejadas de la realidad.   

En todo caso, a todos nos conviene tener generaciones sexualmente sanas y plenas, ya que una parte importante de la salud psicológica de una sociedad depende de esto.