*

X

El sol de la noche: ¿qué es este fenómeno y en dónde puedes verlo?

Ecosistemas

Por: PijamaSurf - 08/31/2017

El mítico sol de noche

Existen registros en la antigua Roma que describían noches con luces que aparecían en el cielo y que permitían ver paisajes y montañas a cientos de kilómetros de distancia, sin haber luces de calle, ni velas, ni Sol, ni Luna, ni estrellas. Se trataba de un sol nocturno.

Ahora, milenios después de investigar sobre ese fenómeno, científicos de la Universidad de York, en Canadá, han descubierto que se trata de una serie de ondas atmosféricas que son capaces de iluminar las noches del planeta. Para Gordon Shepherd y Young-Min Cho, científicos atmosféricos, el sol nocturno comienza con una iluminación derivando a un aire brilloso que existe a kilómetros por encima de la superficie terrestre.

Shepherd y Cho explican que dado que la atmósfera de la Tierra está principalmente compuesta  de moléculas de nitrógeno y oxígeno, las cuales se convierten en un solo átomo de oxígeno, a esas alturas, la luz ultravioleta del Sol separa estos átomos en dos moléculas, provocando que en la noche, sin el brillo solar, se vuelvan a complementar liberando cierta energía conforme se reúnen. Esta energía es visible mediante destellos lumínicos y, conforme la presencia de oxígeno, la luz puede adquirir tonalidades verdes.

Los científicos también explican que los instrumentos tecnológicos disponibles son lo suficientemente sensibles como para detectar la luz; sin embargo, la visión humana sólo puede ver este fenómeno cuando hay un inesperado alineamiento de las ondas en una de las capas de la atmósfera más cercana, que permite amplificar el brillo.

Estas ondas, llamadas “ondas zonales”, se ven fuertemente influenciadas por el clima en la superficie del planeta y suelen viajar por la atmósfera superior. A lo largo de la investigación, los científicos descubrieron que las ondas se vuelven más evidentes en diferentes lugares a lo largo de sus viajes por la Tierra, pero “de vez en cuando se alinean y resultan en un punto específico. Sólo imaginen las ondas en el océano apilándose unas sobre otras. Eso hace una onda más grande”. De modo que conforme se sobreponen de esa manera, la intensidad de la luz se incrementa, al grado de poder verlo sin necesidad de instrumentos. Esa es una posible explicación a los soles nocturnos que relataban los romanos, los cuales solían durar entre 2 y 4 noches.

Desgraciadamente, la contaminación lumínica en nuestras ciudades haría casi imposible observar estos soles nocturnos; no obstante, basta paciencia, suerte y encontrar un lugar especial para ser testigo de este sorprendente fenómeno.

Comienzan con una formación de instrumentos como si fueran tambores o una batería, con el objetivo de mostrar fuerza e inteligencia

Los ilustradores de The Square Comics publicaron una imagen acerca de cómo varias especies realizan sus rituales de cortejo hacia las hembras. En ella se ve cómo la paloma macho se acerca a la hembra para mostrar una danza que practican durante años; al pingüino macho entregando a la hembra el guijarro más suave, que lleva meses buscando; al pez globo macho realizando un diseño intrincado para mostrar su amor a la hembra; y finalmente, al hombre mandando la fotografía de su pene (sin ser solicitada) a una mujer, vía mensaje.

Este podría ser un resumen preciso de la diversidad de métodos de cortejo en numerosas especies de la biodiversidad. Existe una larga lista de prácticas seductoras que aún quedan por descubrir, y un ejemplo de ello son las aves cacatúas de Palma, al norte de Australia, las cuales utilizan la música como herramienta seductora.

De acuerdo con el reciente descubrimiento de Robert Heinsohn, profesor de biología evolutiva de la conservación en la Universidad Nacional Australian Nationala, las cacatúas de Palma usan un instrumento musical con el que crean ritmos y tempos similares a los que un humano haría.

Comienzan con una formación de instrumentos como si fueran tambores o una batería, con el objetivo de mostrar fuerza e inteligencia. En ocasiones, mientras la hembra está observando, el macho rompe ostentosamente una abultada rama de un árbol, ajustándola al tamaño de un lápiz. Incluso son capaces de desarrollar una composición musical mientras golpean la rama contra el árbol y sueltan silbidos u otros sonidos de un impresionante repertorio de 20 sílabas. Conforme incrementa su excitación, las plumas a la altura de su pecho se erigen, sus alas se extienden e inicia una danza de piruetas y saltos.

El doctor Heinsohn logró recolectar en los últimos 7 años una serie de videos y grabaciones de 18 cacatúas macho que se encuentran en la península del Cabo York de Australia, en donde las aves se consideran valiosas para la minería de aluminio, si bien Heinsohn explica que las cacatúas de Palma son especies muy tímidas, lo que hace muy difícil la posibilidad de estudiar sus procesos de cortejo. Por eso, haber conseguido 131 secuencias de drumm es una joya invaluable que permite analizar ritmos precisos, consistentes y bellos.

El siguiente video es un ejemplo del creativo método de cortejo de esta especie australiana: