*

X

Científicos perplejos por la caída en la calidad del esperma de los hombres occidentales

Salud

Por: pijamasurf - 08/24/2017

En los últimos 40 años la calidad del esperma de los hombres en países occidentales ha caído más del 50%, algo que presenta un problema para el embarazo en parejas de más de 30 años de edad

Estudios recientes muestran que en los últimos 40 años la calidad del esperma de los hombres occidentales se ha reducido en poco más del 50%, sin que se tenga una explicación satisfactoria. La calidad del esperma se mide por la cantidad de células espermáticas por mililitro de semen (o eyaculado).

Según lo encontrado por investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén, de 1973 al 2011 se presentó una pérdida de 1.4% al año. Hagai Levin, investigador de esta universidad, mantiene que esto podría significar que los hombres tienen peor salud y posiblemente sugerir un problema de salud mundial que no se está detectando. El estudio en cuestión tomó en cuenta 185 invesitgaciones y a más de 42 mil hombres. Se encontró que la concentración de 99 millones por mililitro en 1973 cayó a 47.1 millones por mililitro en el 2011. Se han mencionado posibles causas: quizás tiene que ver con el incremento en obesidad en países occidentales, una falta de actividad física (el creciente sedentarismo), tabaquismo o la exposición a toxinas y sustancias químicas que perturban el sistema endócrino. Paralelamente, en muchos países occidentales han bajado las tasas de natalidad, aunque esto no es algo que necesariamente esté correlacionado (ya que también se han desarrollado técnicas de embarazo asistido). En países orientales esto no se ha encontrado, pero también es cierto que no se han realizado los estudios necesarios para comprobar que la calidad del semen en estos países se ha mantenido.

Generalmente, cuando se tratan problemas de fertilidad se pone énfasis en las mujeres y socialmente se habla de que las mujeres pierden fertilidad con la edad (algo que es cierto), pero poco se estudia en torno al papel del hombre (que también pierde calidad de esperma con la edad, aunque un poco más tarde que las mujeres). Los investigadores advierten que los hombres jóvenes no notarán este problema, pero si se quiere tener un hijo con una mujer de 35 años o más, por ejemplo, entonces un hombre con baja calidad de esperma va a tener muchos problemas para embarazarla. Así que los hombres también deben estar pendientes del reloj biológico si quieren tener hijos, y posiblemente tomar precauciones, aunque en este sentido no se sabe muy bien qué factores contribuyen a que se pierda la calidad del esperma. Posiblemente evitar fumar, no usar ropa demasiado ajustada y hacer ejercicio son formas de cuidar la calidad del esperma.

6 aspectos que comparten las personas más felices, según la ciencia

Salud

Por: Pijama Surf - 08/24/2017

La práctica del "buen vivir" es mucho más rica y viable de lo que muchos creen

En este artículo postulamos la felicidad no como un estado de perfección perenne, sino más bien como una manera de hacernos de un estado mental más armónico, lo que propicia el buen vivir. Tenemos como ejemplo a Matthieu Ricard, el monje budista considerado como el hombre más feliz del mundo, precisamente por tener estados mentales mucho más saludables y armónicos.

Siendo así, es verdad que podemos practicar ciertas filosofías o hábitos que nos acerquen a una psique con un mayor bienestar y por lo tanto aproximarnos al arte del “buen vivir”. Muchos estudios muestran cómo el individualismo nos hace aislarnos, cómo el materialismo nos engaña; cómo sentirte bien está ligado una visión más desapegada de la vida, aunque con un equilibrio.

Estos son seis aspectos que, según diversos estudios, comparten las personas más felices:

 

Eligen el tiempo sobre el dinero

Estar preocupado por tener mucho dinero es inútil cuando somos sus esclavos. ¿Dinero para qué? ¿Para demostrar qué, a quién? Es verdad que el dinero es necesario para subsistir, pero gastar nuestro tiempo obsesivamente en conseguir dinero es, justamente, no usar nuestro tiempo para disfrutar de nuestra vida. Así lo prueba esta investigación de Social Psychological and Personality Science.

 

Son agradecidos

Si no te das tiempo para entender lo que tienes y lo que significa que lo tengas, nunca pararás de sentir insatisfacción. Hazte el hábito de agradecer cada mañana o cada noche a la vida, a tu dios, a lo que signifique trascendencia para ti, y haz un repaso, justamente, de aquello que agradeces. Esto le da perspectiva a tu vida, hace que valores y que te valores.

 

Tienen suficiente dinero para vivir, pero no son ricos

El dinero suficiente nos da la tranquilidad de disfrutar de otros aspectos, pero tener mucho dinero podría producir exactamente lo contrario. Un estudio mostró que tener mucho dinero no está ligado al bienestar emocional.

 

Tienen relaciones afectivas profundas

Aunque un aspecto imprescindible para ser feliz es saber pasar tiempo solo, no es lo mismo eso que aislarte. Tener relaciones personales sanas, profundas, hace que puedas compartir tus emociones, sentirte parte de la vida de otros, lo cual es extremadamente saludable para tu psique.

 

Gastan su dinero en experiencias, más que en cosas materiales

Los buenos momentos fungen como un acervo que colma de satisfacciones a futuro. En momentos difíciles, el recuerdo y el afecto a los momentos buenos pueden ser un puente de esperanza de que la vida en ocasiones puede parecer mala pero tiene muy buenas cosas también. Gastar tu dinero en experiencias te provee de herramientas para construir una historia que te llene de satisfacciones.

 

Toman siestas

Curiosamente, las siestas son parte de los buenos hábitos que hacen que te desconectes durante períodos. Esto es bueno, ya que te aterriza y te da perspectiva cuando estás demasiado inmerso en tu vida; algo así pasa también con la saludable práctica de la meditación.