*

X

Incluso la donación más modesta puede convertirse en la sonrisa de un niño

Salud

Por: pijamasurf - 07/19/2017

Te invitamos a conocer el trabajo de Smile Train e involucrarte en su noble iniciativa

El labio o paladar hendido es un padecimiento que a la fecha afecta en dos de cada mil nacimientos, lo cual a su vez redunda en más de 3 mil muertes anuales en todo el mundo debido a las complicaciones asociadas a dicha condición: problemas para alimentarse y para escuchar, infecciones auditivas y otros. Asimismo, deben tomarse en cuenta los efectos psicológicos y en la autoestima de los niños que provoca el labio/paladar hendido.

Smile Train es una organización de caridad y sin fines de lucro dedicada totalmente al tratamiento del labio/paladar hendido, en especial en países en vías de desarrollo, donde la limitación de condiciones económicas hace que los niños que lo padecen vivan sin la atención médica adecuada.

Actualmente Smile Train cuenta con más de 2 mil 100 cirujanos socios, repartidos en más de mil 100 hospitales en casi 90 países alrededor del mundo. La organización auspicia también la organización de eventos académicos y entrenamientos relacionados con la investigación y el tratamiento del labio/paladar hendido, además, claro, de las cirugías realizadas gratuitamente para tratar el padecimiento, todo lo cual ha sido posible gracias a los más de 2.7 millones de personas que han realizado una donación al programa.

Cabe mencionar también que el tratamiento ofrecido por Smile Train es integral, pues además de la cirugía enfocada directamente en corregir el labio/paladar hendido, diversos especialistas cubren otros aspectos no menos importantes en la rehabilitación de los niños: dentistas y odontólogos, psicólogos, terapeutas del lenguaje, otorrinolaringólogos e incluso genetistas que adscritos a Smile Train aportan su conocimiento y experiencia en el propósito común del bienestar de estos pequeños.

Desde distintas perspectivas, este gesto de caridad que podemos hacer para un niño con labio/paladar hendido es invaluable. Una donación, por pequeña que sea, se puede convertir en toda una vida poblada de sonrisas. 

 

Conoce más en este enlace

Si tomas demasiado alcohol hay un dolor que no has sanado, según expertos

Salud

Por: Pijama Surf - 07/19/2017

La ingesta de alcohol está culturalmente aceptada; su consumo excesivo, sin embargo, es síntoma de una enfermedad más profunda

Como sabemos, legalidad no es lo mismo que justicia, y no todos los tiempos hacen justicia a los asuntos del hombre. Hoy existen aún muchos tabúes sobre las drogas prohibidas, como la marihuana, pero también convivimos con drogas legalmente permitidas y que van acabando, literalmente, con nuestra esencia.

La raíz etimológica de la palabra alcohol viene del árabe al-kuhl y significa "devorador del espíritu", y también de al-ġawl, que significa "espíritu" o "demonio". Actualmente, el consumo de alcohol está estrechamente ligado a la enfermedad del siglo: la depresión.

Pero, ¿qué es lo que hace que el alcohol sea tan dañino? Según palabras de expertos, el hecho de que, como cualquier adicción, se usa para tapar un vacío, en este caso, el dolor (sólo que de una manera socialmente aceptada).

De acuerdo con Gabor Maté, uno de los eruditos en el mundo en materia de adicciones, en una entrevista para Waking Times, el alto consumo de alcohol está ligado generalmente a una experiencia de dolor en el pasado. Si estás tomando demasiado, más allá del alcoholismo, lo que tienes qué encontrar es qué es lo que te está causando dolor para hacerlo consciente y tratarlo:

Es una historia arquetípica. Generalmente eres herido cuando eres un niño, y luego tienes que compensarlo. Así que lo compensas de dos maneras. Una es alcanzando el “éxito”… pero cuando a pesar de todos tus esfuerzos para alcanzar tu éxito, y de tu habilidad para impresionar a las personas, el persistente dolor sigue apareciendo, entonces usas algo para mitigar ese dolor. ¿Y, qué dices de alguien que toma mucho? Hay una vieja expresión, cuando alguien ha bebido demasiado “no está sintiendo dolor”.

El alcoholismo (y cualquier adicción), así, habla de una especie de trauma que hay que sanar; la clave está en ahondar en tu pasado de la mano de un profesional: todos guardamos heridas, pero algunas son más profundas y su tratamiento es más complicado.