*

X

3 plantas ayurveda que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance según tu tipo de cuerpo

Buena Vida

Por: PijamaSurf - 07/19/2017

Existen algunas plantas medicinales que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance sintético de cada uno de los tipos, vata, pitta y kapha

De acuerdo con la medicina ayurvédica, cada individuo posee un tipo de constitución corporal único conocido como prakriti, el cual requiere del equilibrio para alcanzar la mayor capacidad de salud y armonía en la vida. Existen en total tres tipos de cuerpos con necesidades sistémicas y energéticas únicas en términos de dieta y estilos de vida: vata, de complexión delgada y del elemento aire; pitta, de complexión media y del elemento fuego; y kapha, de complexión grande y del elemento agua/tierra. Cuando se satisfacen estas necesidades, la persona es sencillamente saludable, está feliz, en balance y con aspiraciones; de lo contrario, se encuentra fuera de equilibrio y experimenta enfermedades, estrés y caos.

Esto quiere decir que cada tipo de cuerpo requiere de alimentos diferentes. Por ejemplo, el tipo vata tiende a tener metabolismo y mente rápida, por lo que los aceites, que son pesados y densos, ayudarán física y energéticamente a contrarrestar el elemento de aire y calmar al sistema nervioso; por el contrario, los alimentos cargados con especias estimulan y tienden a incrementar la tendencia hacia la ansiedad y el estrés de este tipo. Por otro lado, los tipos pitta y kapha se desequilibran con los aceites y potencian su bienestar mediante especias y picantes, así como frutas y verduras.

Sin embargo, existen algunas plantas medicinales que ayudan a rejuvenecer y restaurar el balance sintético de cada uno de los tres tipos, las cuales te compartimos a continuación:

Gotu Kola

Esta planta ayuda a crear equilibrio mental, reparando y restaurando los axones cerebrales que se encargan de transmitir señales nerviosas a lo largo del cuerpo y el cerebro. Esto quiere decir que es un excelente ansiolítico, reduciendo síntomas como el insomnio, la angustia y el estrés. En cambio, ayuda a estimular las emociones de manera centrada y positiva, fortaleciendo tanto el IQ como la creatividad y la calma.

Shilajit

Ayuda a crear equilibrio entre mente y cuerpo. Es un remedio ancestral usado en el Himalaya, la India y otros países asiáticos. De hecho, suele conocerse como un tónico rico en minerales peculiares y únicos de la tierra. Esta sustancia negrusca contiene un amplio espectro de minerales que actualmente se dilapidan en las tierras modernas, por lo que sólo se consiguen mediante el cultivo. En consecuencia, el shilajit es benéfico principalmente para el tipo de cuerpo apegado al elemento tierra.

Ghee

También conocido como Ojas, esta “esencia de la vida” restaura, rejuvenece y equilibra tanto el cuerpo como la mente. Los doctores indios creen que el ser humano nació con cierta cantidad de Ojas, por lo que se posee la capacidad de restaurar, fortalecer y generar equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu. Por esta razón, consumir esta planta medicinal mejora la salud mediante la nutrición de las doshas. Además el ghee es un poderoso bálsamo para el tracto digestivo, el cual es responsable de la producción de numerosos neurotransmisores –como la dopamina y la serotonina.

Tu actitud es más importante que tu IQ para conseguir lo que quieres, según estudios

Buena Vida

Por: Pijama Surf - 07/19/2017

No es un cliché de la autosuperación; una actitud abierta funciona como un placebo muy efectivo

Mucho se ha escrito sobre el poder de la mente, y sobre sus bondades han proliferado, sobre todo en las últimas décadas, libros de superación personal y frases en el mismo sentido. Sabemos que los placebos funcionan y que las creencias son parte fundamental de la voluntad (por ejemplo, aquí la prueba de que los rituales funcionan).

Entre todo este boom sobre el poder de la mente, diversas tradiciones orientales han confirmado el poder de la focalización de la mente por medio de técnicas como la meditación: tenemos el ejemplo del “Hombre de Hielo”, capaz de soportar bajas temperaturas autorregulando el calor de su cuerpo.

En cuanto a la focalización de la mente, también resalta el tema de la actitud: cuando una persona decide ver las cosas de una manera, esta actitud puede ser cerrada o abierta. Y aunque es importante conocerte a ti mismo para superar los rubros donde crees que tienes problemas, una actitud abierta es importantísima para trabajar en ello.

En relación con el poder de la actitud, Carol Dweck, psicóloga de la Universidad de Stanford, ha estudiado durante décadas la relación de aquélla con el éxito. Aunque el concepto de éxito es debatible según cada persona, nos referimos aquí a alcanzar aquello que deseas.

Según su análisis, más que la inteligencia expresada en el IQ (arbitrario para muchos), lo que más pesa tiene en el éxito de una persona está relacionado con su actitud. Dweck dividió a los individuos según su tipo de mentalidad, como fija o de crecimiento, y descubrió que muchas de las personas con un alto IQ dan por sentada su inteligencia (la cual, por cierto, el sistema educativo se ha encargado de confirmar). Sin embargo, aquellos con un alto IQ pero con una mentalidad fija tienden a fracasar más que quienes tienen un IQ promedio pero una mentalidad de crecimiento.

Tener presente el "Yo puedo" hace que las personas generen una especie de placebo y una filosofía en la que las cosas no están dadas, ni siquiera en su personalidad. En lugar del “No quiero hacerlo” optan por el "¿Cómo hacerlo?".

Se trata de otra manifestación del poder de la mente a partir de un tipo de creencia de cómo pueden funcionar las cosas. Seguramente, aunque no lo menciona Dweck, también está involucrado en un tipo de energía que emana una mente voluntariosa.