*

X

¿Rechazar el matrimonio es un lujo sólo de las mujeres ricas?

Sociedad

Por: PijamaSurf - 06/20/2017

Para las mujeres que no cuentan con privilegios y derechos, como el acceso a la educación, el matrimonio se convierte en un recurso de supervivencia con dos entradas económicas

Varios estudios han demostrado que la monogamia es inicialmente una elección. Esto no sólo permite rechazar la posibilidad de tratarse de una condición humana sino que también hace posible comprender que el matrimonio es, por lo tanto, una condición social que tiene un rol cultural en las civilizaciones. Sin embargo, ¿las exigencias económicas en la actualidad podrían hacer que el matrimonio sea una convención necesaria?

De acuerdo con los datos estadísticos que presentó el secretario Ari Fleischer durante el gobierno de Bush en EEUU, existe una inequidad económica significativa entre las mujeres solteras y las casadas. Sin importar la raza de la mujer, la diferencia entre las ganancias económicas se ve fuertemente agravada si las mujeres continúan estudiando y dan a luz después del matrimonio. Esto provoca cuestionarse si el matrimonio es una herramienta para sobrevivir a las exigencias económicas en el mundo. 

Para Carol Gilligan, profesora de la Universidad de Nueva York, el feminismo ha brindado la posibilidad a las mujeres de identificarse como seres humanos con derechos que las liberan del yugo obligatorio del matrimonio; desgraciadamente, este movimiento que surge en la búsqueda de equidad de privilegios y derechos entre los sexos permanece en un grupo social con acceso a la educación profunda. En palabras de Gilligan: “¿alguien [fuera de las personas en contacto con el feminismo] conoce la palabra ‘patriarcado’?”. Es decir que oponerse al patriarcado promoviendo la autonomía como proceso de empoderamiento es mucho más fácil cuando uno cuenta con estudios, posee ingresos estables y vive en una comunidad en donde hay pares similares. 

No obstante, para las mujeres que no tienen los mismos privilegios y derechos, como el acceso a la educación, la cuestión del matrimonio se convierte en un recurso de supervivencia con dos entradas económicas para la crianza de los niños. Con esto, Gilligan explica que para las mujeres en condición de pobreza el matrimonio modela su futuro económico, mientras que para quienes gozan de estabilidad económica la pareja es una opción más entre independencia, estilo de vida y una resistencia al patriarcado. Además, no se puede negar la realidad: las mujeres con un acta de matrimonio tienden a percibir un mayor ingreso económico que las solteras. Esto significa que dicha convención social no sólo parece brindar beneficios a la hora de pagar impuestos (como es en el caso de España y otros países europeos), sino que también se convierte en una alternativa para sobrevivir a las cada vez más demandantes exigencias económicas. Se trata de una cuestión de privilegios que en la actualidad ayudan a reducir el riesgo de pobreza. 

En palabras de la cantante Beyoncé: “todas las mujeres solteras y pobres –y los hombres solteros y pobres– del mundo, necesitan realizarse esta pregunta: si yo escojo no casarme, ¿cuáles serán las consecuencias económicas?”. La realidad es que la libertad y la autonomía, tanto de hombres como de mujeres, es un derecho de todo individuo como parte de su proceso de empoderamiento; no obstante, ¿la economía actual, el aumento de precios y la reducción de ingresos, podrían promover la urgencia del matrimonio? 

¿Quién está detrás de las empresas brasileñas que maquillaban carne podrida para venderla y exportarla?

Sociedad

Por: PijamaSurf - 06/20/2017

Las empresas como BRF y JBS no sólo modificaban las fechas de caducidad e inyectaban agua a la carne para aumentar su peso y otros químicos para reducir su olor, sino que también hay una extensa red de sobornos en la que numerosos inspectores certificaron los productos con los requerimientos sanitarios

La industria alimenticia se ha visto fuertemente afectada por varias tácticas ilegales: desde sobornos a investigadores y asesinatos, hasta cambiar la fecha de vencimiento maquillando el aspecto físico de la carne. Un ejemplo de ello es la Operación Carne Débil de la Policía Federal brasileña, la cual demostró que varias empresas cárnicas de ese país vendían carne en mal estado cambiando la fecha de vencimiento, maquillando su aspecto y usando químicos para disimular su mal olor. 

A lo largo de 2 años y en siete estados del país, el operativo descubrió no sólo que empresas como BRF y JBS modificaban las fechas de caducidad e inyectaban agua a la carne para aumentar su peso y otros químicos para reducir su olor sino, también, que hay una extensa red de sobornos en la que numerosos inspectores certificaron los productos con los requerimientos sanitarios. 

Mauricio Moscardi, jefe de la Policía Federal de Brasil, explicó que “Usaban ácidos y otros productos químicos, en algunos casos cancerígenos, para disimular las características físicas del producto podrido y su olor”. Incluso hay evidencia de que las compañías falsificaron documentos para realizar exportaciones a Europa, China y Medio Oriente pues, según las fuentes de Reuters, Brasil exportó 6 mil 900 millones de dólares de carne de ave de corral y 5 mil millones de dólares de carne vacuna en el 2016. Una parte de este dinero --confirmó Moscardi en una rueda de prensa-- se revirtió para usarse en partidos políticos. 

Frente a este escándalo internacional, el ministerio brasileño de Agricultura, Blairo Maggi, emitió un comunicado ordenando la suspensión de 33 funcionarios del gobierno acusados de estar relacionados con el hecho. No obstante, ¿es acaso esto suficiente para detener a las grandes empresas de realizar acciones a su antojo, poniendo en riesgo la vida de millones de consumidores, así como la imagen pública y la economía de toda una comunidad a la que a partir de ahora se calificará de inepta, incompetente, insuficiente y de alto riesgo?