*

X
Una nueva patología se discute entre psicólogos, la nomofobia, la ansiedad que se produce cuando no se olvida, pierde o se descarga el teléfono móvil

El smartphone o teléfono móvil es el aparato que define nuestra época. Según Regina Durgan, ejecutiva de Facebook, quien antes trabajó en la agencia militar DARPA (encargada de desarrollar, entre otras cosas, armas secretas) el móvil es el aparato tecnológico más poderoso jamás inventado. Su poder entre otras cosas ha generado una creciente hueste de adictos o personas que no pueden vivir sin estos aparatos. Así, se ha inventado un término para describir la ansiedad o la adicción de no poseer uno de estos aparatos: la nomofobia.

La nomofobia, hace referencia a la abreviación "no-mob" que se usa en inglés para decir que no se tiene el móvil. Como signo de una sociedad que vive siempre en lo nuevo, encandilada por la tecnología, resulta sintomático que el término adoptado es un tanto errático, ya que nomofobia en realidad significa miedo a las leyes (nomos es ley en griego) o reglas. Quizás se trata de que los millennials creen que sin su celular están fuera de la ley, del orden, de la normalidad y se sienten vulnerables.

Datos de YouGov en Gran Bretaña muestran que alrededor del 53% de los usuarios padecen un estado de ansiedad cuando "pierden su teléfono, se quedan sin batería o no tienen red". El mismo organismo sugiere que existen paralelos entre casos de nomofobia y los nervios y el estrés e un día de boda o con una ida al dentista.  El 23% de los estudiantes universitarios fueron catalogados nomofóbicos y un 64% con tendencias. El 77% de los estudiantes checaba su teléfono más de 35 veces al día.

Algunos psicológos sugieren que este padecimiento está vinculado a otras condiciones subyacentes como un bajo autoestima, ansiedad social y demás patologías. La nomofobia sería sólo un síntoma que acentúa estas condiciones prevalentes.

De cualquier manera es indudable que existe una sobredependencia a estos aparatos, y que suelen producir una desconexión con el mundo inmediato, fomentan la pérdida de atención y una cierta alienación, al menos en los casos que son usados excesivamente

 

Te podría interesar:
Los colores, tipo de expresión, si está o no tu rostro en la fotografía; como en todo, tu personalidad se revela en tus decisiones digitales

Todos sabemos que en el mundo virtual, y sobre todo en las redes sociales, estamos creando una especie de “marca” sobre nosotros mismos. Allí nada es fortuito, cada post que publicas, foto que eliges y comentario que haces, está enfocado en asociarte a la identidad que buscas proyectar sobre ti mismo.

Por ello quizá es que las redes sociales están, probadamente, volviéndonos locos. En un gran acto de narcisismo estamos buscando proyectarnos y ello, por supuesto, invita también a la comparación y la competencia. Ahora: tampoco hay que negar que las redes sociales nos abren otras posibilidades de conectar con personas del pasado, generar lazos con otros con intereses afines, o bien, lazos laborales o informativos. Siendo así, quizá sea importante que conozcas, según algunos análisis psicológicos, las generalidades sobre qué es lo que proyectas sobre ti mismo según el tipo de fotografía que eliges.

De acuerdo con un estudio hecho en colaboración por investigadores de la Universidad de Pensilvania y la Universidad Shahid Beheshti, los siguientes son indicadores de la personalidad, según el tipo de foto elegida para las redes sociales:

 

Consciente

Se refiere a la personalidad ligada al orden, la disciplina y la conciencia sobre el comportamiento individual. Este tipo de personas suelen publicar una fotografía que abarca mayormente el rostro, y entre las fotos de perfil el gesto no suele cambiar mucho. Generalmente este último suele ser neutral, aunque más apuntando hacia una sonrisa, positividad y una persona contenta.

 

Extrovertida

Sus fotos suelen ser coloridas, aparecer con más personas y hacen distintos gestos, aunque más asociados a la felicidad que a humores negativos. Sus imágenes no suelen estar tan enfocadas en su rostro, en gran parte porque suelen salir con más personas.

 

Agradable, simpática

Sus fotografías también suelen ser coloridas, aunque menos que las de los extrovertidos. Las emociones que muestran tienden a ser positivas, pero menos eufóricas; suelen salir con terceros, pero en imágenes con mayor énfasis en su rostro que los extrovertidos.

 

Neurótica

Es el tipo de persona que normalmente omite su rostro en las fotos; los colores suelen ser más neutros, o tendiendo a lúgubres. También, si bien su expresión no es del todo negativa, tiende a ser mucho más neutra que en el resto de las personalidades aquí expuestas.