*

X

Este video ultralento de 'Wuthering Heights' de Kate Bush es una obra maestra de terror celestial

Arte

Por: pijamasurf - 05/12/2017

La canción con la que Kate Bush saltó a la fama en un video embrujado por el ingenio de un usuario de YouTube (y el propio hechizo de Bush)

Una joya del talento youtuber es sin duda esta versión ultralenta de 35 minutos de la canción "Wuthering Heights", de Kate Bush, creada por Looking at Blue. Bush es uno de los grandes iconos de la música de finales de los 70 y 80, conocida por sus performances teatrales y su emotividad incontenible. Algunos usuarios de YouTube dicen que es adictivo, así que cuidado. Otros sugieren que así debe de ser la vida después de la muerte. Una dimensión así de extraña y divina.

Kate por momentos se convierte en un ángel etéreo barrido hasta el estupor, haciendo hechizos con sus movimientos. Sus cantos a veces son coros angélicos, pero acaban siendo también alaridos de terror. Es difícil decir si se trata de un exorcismo, de una invocación satánica, o de un inmaculado dinamismo angelical de pasos mágicos que seducen a los usuarios de YouTube a un paraíso low-fi...

En el minuto 5, Kate se convierte en una reina sufí giróvaga, dando vueltas en una danza de telas sagrada. Al minuto 20, Kate patina en una pista de hielo astral, entre una nube rosa de luz... como abriendo el mundo detrás del arcoíris con sus pasos de tai chi celestial. Por un momento se convierte en una deidad tántrica, con múltiples brazos, como Avalokiteshvara o el mismo Shiva. Y luego emerge como Laura Palmer en Twin Peaks, poseída, con un dolor inmenso. Y se convierte en una garza. Y se disuelve en una aurora...

¿Se trata de una tortura o de un deleite? 

Hat tip Aaron Cheak

Estas son las ilustraciones del primer libro pornográfico de la historia

Arte

Por: PijamaSurf - 05/12/2017

Marcantonio Raimondi se convirtió en el primer personaje perseguido por producir imágenes sexuales explícitas bajo el término de "pornografía"

Amenazado de muerte, repudiado por la iglesia católica, prisionero por el papa Clementino VII, Marcantonio Raimondi se convirtió en el primer personaje perseguido por producir imágenes sexuales explícitas bajo el término de pornografía

Era el año de 1524 cuando Raimondi publicó I modi (también conocido como Los dieciséis placeres), basado en una serie erótica de Giulio Romano. El libro fue un éxito incluso cuando el papa Clementino VII encerró en la cárcel a su creador y mandó quemar cada uno de los ejemplares que existieran del libro. Sin embargo, el deseo sexual que el libro emanaba se expandió hasta alcanzar al poeta y satírico Pietro Aretino, quien trató de revivirlo a toda costa. Aretino sabía que sería imposible encontrar un ejemplar de I modi, por lo que decidió dirigirse a su fuente, a la versión privada de Giulio Romano, y hacer una reescritura acompañada de sonetos eróticos. En 1527, no sólo se publicó una segunda edición del libro con los sonetos de Aretino, sino que también Raimondi salió de prisión gracias a las influencias del poeta. Esta vez, de nuevo, el papa prohibió el libro y todas las copias fueron destruidas, salvo pequeños fragmentos tanto de las ilustraciones como de los sonetos que se encuentran actualmente en el British Museum. 

2 siglos y poco más después, en 1798, una nueva versión de I modi resurgió en Francia bajo el título L’Arétin d’Augustin Carrache ou Receuil de Postures Érotiques d’Après les Gravures à l’Eau-Forte par cet Artiste Célèbre, Avec le Texte Explicatif des Sujets, basado en las grabaciones del pintor barroco Agostino Carracci. Este libro se trató principalmente en una reescritura, en donde se mezclaba el mito clásico e historia dentro de un escenario contemporáneo, y tenía el objetivo de que el lector aprendiera a disfrutar de los placeres del sexo. Podría decirse incluso que fue el primer educador sexual de su época. 

Estas son algunas de las imágenes que han rondado desde el siglo XVI, XVII y hasta nuestros días, del I modi