*

X

Estas fotos de Freddie Mercury con su última pareja demuestran por qué el amor siempre es amor

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/31/2017

La amorosa intensidad de Freddie Mercury y Jim Hutton, quienes fueron pareja de 1985 a 1991, quedó plasmada en estas fotografías

Como sabemos bien, la sociedad tiene una tendencia marcada a establecer las líneas que debe seguir el comportamiento humano, lo cual, en cierta medida, tiene que ser así, en tanto nuestra evolución ha estado determinada por el esfuerzo colectivo que realizamos como especie. El convencimiento y el consenso son herramientas de evolución colectiva, pero hasta cierto punto también lo han sido la imposición y la obligatoriedad. Tristemente, en su historia el ser humano no ha sabido encontrar el equilibrio entre los intereses comunes y la libertad individual.

Uno de los ámbitos en donde se expresa con mayor intensidad esa tensión entre el individuo y la sociedad es la sexualidad. Sobre todo a partir del siglo XIX, en la cultura occidental todo lo asociado con el comportamiento sexual ha sido objeto de represión, censura y prohibiciones de muy diversa índole, intentando obligar al sujeto a plegarse completamente a los lineamientos de una supuesta “normalidad sexual” que, por otro lado, siempre ha sido inexistente salvo en el plano ideal o el discursivo, pues en la práctica la sexualidad subjetiva termina por emerger, cualquiera que sea su forma, inevitablemente.

En las fotografías que ahora compartimos encontramos una emotiva prueba de por qué la sociedad no tendría que inmiscuirse en las decisiones sexuales y amorosas del individuo. Las imágenes muestran a Freddie Mercury y Jim Hutton, quienes fueron pareja desde 1985 y hasta la muerte del cantante, en 1991.

En Albertine desaparecida, uno de los tomos de su monumental En busca del tiempo perdido, Marcel Proust escribió estas palabras que sirven a la perfección para acompañar estas fotografías:

En lo personal encontraba absolutamente indiferente desde el punto de vista de la moral que se buscara el placer con un hombre o con una mujer, y muy natural y muy humano que se buscara donde se pudiera encontrar.

Los efectos de vivir en una sociedad sobremedicada y el

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/31/2017

Chris Cornell podría haber muerto como resultado de los efectos secundarios del medicamento Ativan

Medicamentos psicotrópicos en muchos casos logran salvar la vida de personas que se encuentran en situaciones extremas de depresión, ansiedad, adicciones y demás padecimientos. Dicho eso, es indudable que nuestra sociedad está sobremedicada, hemos contraído la enfermedad de querer resolver todo con una pastilla --algo que es muy conveniente para las grandes farmacéuticas que desarrollan medicamentos cronificadores, que no curan sino que sólo controlan los síntomas. Y evidentemente nuestro sistema no está funcionando ya que, aunque cada vez tenemos más recursos farmacéuticas, y tecnológicos cada vez hay más personas con estas psicopatologías. 

El caso de Chris Cornell, el vocalista de Soundgarden que recientemente falleció, aparentemente suicidándose, vuelve a poner este tema en la mesa de discusión. Mientras que todos los medios hablan de su suicidio, su esposa Vicky Cornell sugiere que su muerte fue el resultado de tomar demasiada medicación para la ansiedad.

Según Vicky, después de hablar con Chris el miércoles por la noche notó un comportamiento extraño, estaba teniendo problemas para articular sus palabras. Chris le dijo que tal vez había tomado una o dos pastillas de Ativan extra. Según Vicky, Chris no habría cometido suicido nunca si no fuera por haber tomado demasiados medicamentos. Estaban planeando una vacación familiar con sus hijos, a los cuales adoraba. Ativan es un medicamento para la ansiedad que tiene como efectos secundarios "pensamientos paranoicos y suicidas, dificultades para hablar y afectaciones del juicio".

Evidentemente hay una gran posibilidad que el Ativan haya contribuido seriamente a lo sucedido. Cornell tomaba Ativan siendo un adicto en recuperación.

Cornell era un adicto en recuperación, por lo que alguien podría argumentar que estos mismos ansiolíticos le habían salvado la vida antes --quizás habría acabado muerto por una sobredosis de heroína. Esto es imposible de saber. Lo que sí podemos saber es que las sustancias de prescripción contribuyen a más muertes por sobredosis que las drogas ilegales, según el Center for Disease Control; 30% de estas muertes se deben a las benzos. Mientras que existe una creciente alerta sobre las prescripciones de los opioides y sus peligros, no es así con las benzodiazepinas. En Estados Unidos, en los últimos años se ha incrementado el número de personas que reciben una receta para estos medicamentos, del 4.1% en 1996 al 5.6% en 2013. El 56% de estos individuos que toman benzos lo hacen por ansiedad. De 1999 al 2011 se cuadruplicó el promedio de muertes por sobredosis. Según dijo el doctor Bachhuber en declaraciones a CNN, esto parece deberse a que las personas están tomando dosis más altas del medicamento y las están combinando con otros. Los cocteles de benzos con alcohol u opioides pueden ser mortales. Esto es un problema, ya que mucha gente toma benzos no con una receta y un tratamiento médico, sino consiguiéndolas fácilmente en el mercado negro (lo cual hace que algunas de estas cifras sean conservadoras).

Es importante señalar que los efectos secundarios de estas sustancias, que son altamente adictivas, se acentúan en un periodo de abstinencia por lo que no se recomienda dejarlas sin un plan médico o ayuda calificada.

Lee también: Menos Valium, Xanax y Ativan: enfrentando la ansiedad por medios alternativos