*

X

Artista ilustra su lucha contra la depresión por medio de estos tenebrosos seres

Arte

Por: pijama Surf - 05/08/2017

Representar artísticamente la depresión puede ser una muy valiosa herramienta terapéutica

La depresión es una lucha de la mente contra la mente. Ya sea que este combate alcance planos neuroquímicos o que se mantenga en las estepas de lo anímico, lo cierto es que generalmente implica encarnizadas batallas que hoy cada vez más personas libran. 

Históricamente, el arte ha sido una herramienta medicinal. En el caso de Occidente, destaca en este rubro la labor de Carl Jung, quien profundizó en las propiedades curativas del arte –en su caso, particularmente a través de la creación de mandalas. 

A propósito de depresión y arte medicinal, el artista Dawid Planeta se abocó a materializar los embates de la depresión que sufre en oscuras entidades que ilustra. Las debilidades y miedos que este polaco detecta como detonantes de sus estados depresivos encarnan en gigantescos animales, deidades y seres diversos, con ojos brillantes. En estas escenas siempre aparece una diminuta persona, en este caso él, haciendo frente a estas fuerzas siniestras.

Suponemos que el acto de representar así sus frecuencias depresivas debiera de tener importantes efectos terapéuticos en la psique de Planeta, lo cual, de confirmarse, estaría marcando un episodio más del arte como generoso acompañante del ser humano...












Te podría interesar:

El curioso y mórbido arte del taxidermista Walter Potter (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 05/08/2017

Escenas victorianas de bodas, bailes, funerales, juegos con gatos, aves, ratones y conejos disecados

Walter Potter (1835-1918) fue un taxidermista amateur inglés que cobró cierta notoriedad por sus tableaux de animales en escenas antropomórficas, especialmente victorianas. Su obra era considerada emblemática de las particularidades de la sociedad victoriana y fue una especie de objeto de entretenimiento por mucho tiempo, hasta que en el 2003 fue dispersada.

Evidentemente la taxidermia no es muy bien vista en nuestra sociedad, y es difícil que se encuentre aceptación para algo así en nuestra época, en la que particularmente los gatos son tan populares. En tiempos de Potter, la gente solía matar felinos: se tenía la práctica de mantener a uno y matar a los demás, debido a que no se les operaba para que no tuvieran crías. Los dioramas de Potter son un extraño y minucioso testimonio de la era previa a que los gatos (y las fotos de mascotas adorables) conquistaran la conciencia social. De cualquier manera, llama la atención ver estas imágenes, las cuales son una rara mezcla de fantasía infantil, juego elaborado y tétrica morbidez.

Ve más imágenes del arte de Walter Potter aquí