*

X

Advirtieron a madre sobre daño cerebral de su hijo y hoy el joven está en Harvard

Sociedad

Por: Pijama Surf - 05/20/2017

Mediante 3 empleos simultáneos y un loable apoyo amoroso y técnico, Zou Hongyan retó al destino

Las historias extraordinarias no son sólo un detonante de asombro; en muchos casos, son también fuente invaluable para la transformación de paradigmas. Los humanos contamos con la intuición, una suerte de brújula que no en pocas ocasiones ha servido para eludir convenciones sociales que nos abruman, y también para aportar al mundo historias extraordinarias.

Un ejemplo de este tipo de intuición y, más aún, intuición de madre (y la perseverancia que le añadió), sucedió en el año de 1988 en China, en la provincia de Hubei, cuando Zou Hongyan dio a luz a su único hijo: Ding Ding.

Durante el parto las complicaciones hicieron que Ding casi se asfixiara, lo que afectó gravemente su cerebro. Con el bebé debatiéndose entre la vida y la muerte, los doctores sugirieron a Hongyan que lo dejara morir, ya que su vida estaría marcada por discapacidades mentales y una baja inteligencia. El esposo de Hongyan estuvo de acuerdo, pero ella optó por quedarse con el bebé, divorciarse su esposo y trabajar hasta en tres empleos simultáneos para mantener a Ding, dándose a la par el tiempo para ayudarlo con juegos y métodos didácticos para promover sus habilidades mentales, llevarlo a rehabilitación, y aprender a darle masajes musculares importantes para su desempeño motriz.

Hoy, con 29 años, Ding Ding no sólo se graduó en la la Escuela de Ingeniería y Ciencias Ambientales de la Universidad de Pekín, sino que también ha sido aceptado en Harvard. Ding describe a su madre como “mentora espiritual” y su “amiga cercana”. Una historia tan asombrosa como aleccionadora para confiar en el amor y la intuición como caminos imprescindibles de conocimiento.

Los hombres quieren hacer todo esto (pero se detienen por miedo a parecer "femeninos")

Sociedad

Por: pijamasurf - 05/20/2017

Una sencilla pregunta en Reddit hace ver que para muchos hombres la masculinidad es una pesada obligación

Las ideas de masculinidad y feminidad han entrado en un debate más o menos amplio en las últimas décadas, en parte por el avance que las mujeres han tenido en la conquista de ciertos derechos que, tácitos o explícitos, antaño sólo le pertenecían a los hombres.

Este fenómeno ha provocado cambios que van de la capacidad de votar en una elección política hasta el hecho simple de compartir las labores domésticas. Socialmente, además, ha implicado un cambio de conciencia que persiste hasta la fecha, con el ánimo de llevar al ámbito de la reflexión las respuestas posibles a las preguntas ¿qué es un hombre? y ¿qué es una mujer?

Con un sentido un tanto más ligereo, recientemente en Reddit un usuario lanzó una sencilla pregunta para la comunidad masculina de dicha red social:

Men of Reddit; what thing would you do if it wasn't so 'feminine' or socially 'unacceptable'? from AskReddit

Esto es:

Hombres de Reddit, ¿qué cosa les gustaría hacer si ésta no fuera ‘femenina’ o socialmente ‘inaceptable’?

Sorpresivamente, los hombres recibieron de buen grado el reto y comenzaron a compartir algunas de esas acciones que desearían hacer pero ante las cuales se detienen únicamente por el miedo a parecer menos hombres, como si su masculinidad se viese afectada o disminuida y, más aún, como si ésta debiera conservarse en ciertos niveles y estándares. A continuación compartimos la traducción de algunas de las respuestas más populares.

Si no tuviera pene, solamente usaría pantalones para yoga.

 

Creo que esta publicación es perfecta para mí. Una noche, mi novia decidió usar una de esas mascarillas. Así que pensé que por qué demonios no podría tener mi piel bella y suave. Ahora me he hecho adicto y lo hago al menos dos veces por semana.

 

Yo tejería tanto, hermano…

 

Envolverme en terciopelo.

 

Faldas. Necesitamos el espacio para nuestras bolas. De hecho estoy a favor de revivir también las túnicas. Únicamente deberíamos usar vestidos.

 

Es algo realmente sencillo, pero las mujeres huelen tan jodidamente bien. Cuando salen de la regadera, después de bañarse y refrescarse, huelen como si alguien les hubiera vaciado un frasco entero de lunares de colores. Son todo flores y frutas y dulces. Quisiera poder oler como una cama de flores todo el tiempo sin ser juzgado por ello.

 

Decir que las cosas lindas… son lindas.

 

Ser la “pequeña cuchara” –a veces quiero ser a quien se abraza, no el que abraza.

 

Pole dance… ¡esa mierda de verdad funciona en tu abdomen!

 

Como vemos, las respuestas son variadas y apuntan hacia diversos ámbitos de las ideas de ser hombre y ser mujer –sobre todo hacia la belleza, la ternura y la emotividad, aunque no solamente. 

En todos los casos, es claro que algunos hombres viven la masculinidad como una obligación a la cual se encuentran atados, un mandato en apariencia inquebrantable que, sin embargo, desean tanto desobedecer.