*

X

Retratos de hombres usando la ropa de sus novias (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/09/2017

Curiosos retratos de hombres vestidos con las prendas de sus mujeres: vulnerabilidad y juego en una sexualidad nueva

El fotógrafo español Jon Uriarte tuvo una genial idea para una fotoserie: retratar a hombres vestidos de sus parejas, como una forma de mostrar cómo están cambiando los roles de género en las últimas generaciones. No obstante que estas parejas son heterosexuales, las imágenes reflejan esa cierta extraña vulnerabilidad, fluidez y confusión que prevalecen en nuestra época. El mismo hecho de que los hombres no tuvieran problemas para vestirse de sus parejas es algo que ya comprueba cómo han cambiado las cosas, pues hace algunas décadas, salvo entre los grupos liberales, habría habido cierta resistencia. Quizás esto es algo que todos deberíamos hacer algún día, ya sea por necesidad, por juego o por terapia (para "ponernos en los zapatos del otro").

La serie se titula Hombres bajo la influencia (esta es la segunda parte) y fue realizada en Estados Unidos y España.  

Este planteamiento nos hace recordar el más radical del artista Genesis P-Orridge, quien ha llevado esta noción de comprender al otro a un extremo alquímico con su manifiesto vivo de la pandrogenia. Junto con su querida Lady Jaye Breyer, P-Orridge inició en el 2003 un experimento artístico en el que ambos llevaron a cabo diversos procedimientos de cirugía plástica, incluyendo en su caso el implante del mismo tamaño de senos, con el fin de convertirse el uno en el otro. El proyecto fue llamado Pandrogenia, palabra que sugiere la unión de lo femenino y lo masculino con todas las cosas, o la unión total de los géneros.

 

"José y Ainara"

"Javi y Gabi"

"Santi y Sabela"

"Matías y Sarah"

"Marcos y Lucía"

"Víctor y Ana"

"Steve y Fonlin"

Este pueblo alemán está tapizado con millones de diamantes

Sociedad

Por: pijamasurf - 04/09/2017

El impacto de un asteroide dejó al pueblo de Nördlingen embebido en millones de microdiamantes

Nördlingen parece, a primera vista, un típico pueblo alemán, algo no sin encanto. Sin embargo, hay algo aún más interesante en este poblado de Bavaria: entre la nieve del paisaje y entre la madera de sus hogares e iglesias se encuentran embebidos millones de microscópicos diamantes extraterrestres. Los diamantes son resultado del impacto de un asteroide hace unos 15 millones de años, el cual dejó como residuo el cráter del Ries de Nördlingen, una masiva depresión de unos 25km de diámetro en la campiña alemana.

Cuando el asteroide hizo contacto con la Tierra, la fuerza del impacto provocó que se produjeran diamantes debido a la inmensa presión ("la presión produce diamantes", dice la frase).  

Los primeros pobladores de Nördlingen se establecieron en el año 898. La iglesia de San Jorge está hecha de suevita (una masa de piedra de materiales derretidos que contiene cristales y diferentes minerales) de 5 mil quilates de diamantes; sin embargo, éstos son tan pequeños que deben observarse con un microscopio y prácticamente no tienen valor en el mercado. Originalmente, al construir los diferentes edificios de pueblo se creía que las rocas eran parte de un cráter volcánico y no fue sino hasta este siglo, en la década de los 60, que se descubrió que se debían a un asteroide. En total el cráter contiene 72 mil toneladas de esta joya, y si bien su valor es escaso, existe un glamour inmaterial, una vibración de la mente al saber que todo está rodeado de microdiamantes --diamantes que simbolizan la pureza indestructible del espíritu.