*

X

'Naranja mecánica', 'El padrino', 'Caracortada' y otros clásicos en miniaturas otomanas (FOTOS)

AlterCultura

Por: pijamasurf - 04/11/2017

Divertidas ilustraciones de clásicos del cine en pinturas otomanas miniatura

El artista Murat Palta ha creado una formidable serie de adaptaciones de películas clásicas en pinturas de miniaturas otomanas. Se trata de mashups que conjugan escenas clásicas con la estética y la imaginación de Medio Oriente. En medio del caos y la violencia, hay una cierta aura picaresca que refresca las imágenes.

Palta cobro fama en el 2011, luego de hacer esto mismo con Star Wars. Ahora utiliza esta visión de miniaturas otomanas para películas clásicas, la mayoría de las cuales tienen escenas de sangre, persecuciones o duelos, como si se tratara de guerras mágicas otomanas.

En su página de Behance se pueden ver a detalle y en mayor escala estas exquisitas ilustraciones.

Caracortada

 

El resplandor

 

Terminator 2

 

Cazafantasmas

 

El padrino

 

Alien

 

Naranja mecánica

El zoroastrismo tenía la costumbre de realizar funerales abiertos en promontorios, los cuales hoy son bellas reliquias

El zoroastrismo (también conocido como mazdeísmo) es una de las religiones más importantes en la historia de la humanidad, aunque no es tan conocida actualmente en Occidente, salvo por algunos famosos como Freddie Mercury y Nietzsche, quienes vieron virtud en su sistema e inspiración en su gran profeta, Zoroastro. Esta religión podría ser uno de los primeros monoteísmos en la historia, con un énfasis en la dualidad de la luz y la oscuridad. El zoroastrismo ha influido enormemente en el islam y el misticismo sufí, que tienen en Irán uno de sus centros neurálgicos. 

Una de las costumbres más hermosas de esta religión es la práctica de funerales a cielo abierto en las llamadas "torres de silencio" o dakhma. Los zoroastros de Yazd usaban promontorios como fosas para llevar a cabo funerales abiertos, colocando a sus muertos para que fueran devorados por aves de rapiña. Esta costumbre, con sus propios matices, sigue presente actualmente en algunos lugares de los Himalayas.

Según el zoroastrismo, los animales y los elementos aceleran la descomposición llevándose todo lo impuro, en un proceso de transformación que es importante para la comunidad.

Esta práctica funeraria ya no se realiza, pero originalmente se colocaban los cuerpos en círculos concéntricos con los pies apuntando al centro; los niños en la parte interior del anillo, luego las mujeres y finalmente los hombres. Una vez que los cuerpos habían sido despedazados y los huesos debilitados, estos últimos eran llevados a una fosa central.