*

X

¿Por qué vemos rojas estas fresas si no tienen ningún pixel rojo?

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/03/2017

Esta imagen ha estado recorriendo el Internet y es un ejemplo de una ilusión óptica muy común

Esta foto, que no contiene pixeles rojos, es un ejemplo de ilusión óptica que es muy común en la realidad. La imagen fue creada por el profesor de psicología Akiyoshi Kitaoka y semeja unas fresas con un filtro azul. Sin embargo, no tiene rojo; la imagen está mayormente compuesta de gris y azul.

El fenómeno se llama "constancia de color" y se popularizó hace 2 años con un famoso vestido que causó gran polémica porque nadie podía ponerse de acuerdo sobre de qué color era. Este fenómeno es la forma en la que el cerebro automáticamente hace una corrección de color cuando un objeto es filtrado a través de una luz distinta. 

En el caso de las fresas, debido a la fuente azul de la luz, el cerebro sustrae este sesgo azulado, lo que hace que veamos el gris como rojo, a lo que se le añade la expectativa de nuestro cerebro de ver fresas de color rojo.

La constancia de color es un fenómeno evolutivo puesto que aunque en estos casos nos puede confundir tiene una cierta utilidad, ya que filtra la contaminación de color de fuentes de luz. Por ejemplo, sería muy confuso si un plátano maduro se viera amarillo en la mañana y verde en la tarde. Esto permite que un objeto sea siempre igual, que tenga consistencia no obstante la luz.

Lo interesante de esto es que revela cómo la evolución no nos equipa para ver la realidad sino sólo para sobrevivir, y ambas cosas no suelen coincidir. Esto es algo que ha trabajado el neurocientífico Donald Hoffman de manera fascinante. 

Te podría interesar:

Descubren cuarzos en el núcleo de la Tierra que impulsan el campo magnético

Ciencia

Por: pijamasurf - 03/03/2017

Una aleación de oxígeno y silicio (la misma composición de los cuarzos) podría ser la fuente de energía faltante que impulsa el campo magnético de la Tierra

Un equipo de científicos estudiando la composición del núcleo de la Tierra y las fuentes de energía que generan el campo magnético del planeta ha descubierto la presencia de aleaciones similares al cuarzo que podrían jugar un papel insospechado en la generación de dicho campo.

Desde hace unos años, los científicos estudian dos hipótesis para entender el sostenimiento del campo geomagnético; una es un descenso importante en la temperatura del núcleo, otra es una fuente de energía no descubierta. 

El núcleo está compuesto mayormente de hierro, en menor medida níquel y un 10% de aleaciones de elementos como silicio, oxígeno, azufre, carbón e hidrógeno.

La investigación liderada por Kei Hirose mostró la presencia de silicio y oxígeno, que se han combinado para formar cristales de dióxido de silicio, la misma composición que los cuarzos minerales en la superficie de la Tierra, que son importantes en nuestra tecnología.

Los científicos creen que estos cristales podrían proveer una "inmensa fuente de energía que podría impulsar el campo magnético de la Tierra". El descubrimiento también podría tener implicaciones en la formación de nuestro planeta y en las condiciones tempranas del Sistema Solar. La cristalización altera la composición del núcleo pero eventualmente el proceso de cristalización se detendrá, justamente cuando se acabe el inventario de silicio y oxígeno.